Comentario clandestino

Es temprano. Mi mujer y mi hija duermen. Y yo «aprovecho» una conexión de un vecino. Tengo la sensación de que estoy haciendo algo clandestino o prohibido. Había prometido desconectar pero no puedo.

Estos últimos días me he metido en vena algunos libros desintoxicantes de los que hacía meses que no leía:

Leila.exe de Hari Kunzru, una especie de Microsiervos más realista y cutre con toques de Bolliwood.
Estado de Miedo de M. Crichton, una reflexión interesante sobre la manipulación.
Las Fauces del Tigre de Tom Clancy, me ha defraudado, demasiado parecida al resto, que ya es decir…

Tengo pendiente JPod de Douglas Coupland, dicen que es el Anti-Microsiervos. Ya os contaré. Por cierto, cuando fui a pagar, me di cuenta de que junto a ese libro había cogido El Club de la lucha de Chuck Palahniuk y Lunar Park de Bret Easton Ellis. La verdad es que estos tres autores dan una visión bastante pesimista de nuestra generación. ¿Realista? No lo se, pero me temo que en algunos aspectos si. ¿Me han influido en mi proyecto de Marca Personal? Seguro. No vivimos en un cuento de hadas como algunos quieren hacernos creer.

Pero quiero volver al «tajo». Supongo que eso es lo que ocurre cuando trabajas en lo que te gusta.

No puedo dejar de darle vueltas al libro-manual. Lo tengo en la cabeza. Hace meses que tengo claros la estructura y los contenidos. Tengo todo el material de apoyo preparado. Solo me falta volcarlo en papel. Quizás sea un optimista, pero no creo que me lleve más de un mes. Lo veo como uno de aquellos trabajos de fin de curso que nos ponían en el cole. Solo que en este caso me apetece hacerlo. Si tuviese una conexión USB en el craneo sería cuestión de segundos. Pero mi interface es más simple y primitivo. Al menos puedo decir que es digital porque utilizo todos los dedos de las manos.

Bueno, a partir del lunes empieza el volcado, estaré centrado en ello durante un par de semanas. Os iré contando. Y quizás os pida vuestra opinión.

Me obsesionan dos cosas, divertir y ser útil. Espero conseguirlo.

Mi familia se acaba de despertar.





Compartir esta publicacion