¿Regreso al futuro?

Hace unos días nos dijeron que El poder adquisitivo de los españoles sólo ha aumentado un 0,4% en la última década y el caso es que yo ya estaba sospechando que algo pasaba. Yo me veía más mayor, pero en el mundo exterior el tiempo había retrocedido.

Con el rollo del mundial me daba la sensación de que seguíamos en los 80, con Naranjito sobre nuestras cabezas y la selección española haciendo el ridículo como siempre.

Nos dicen que somos la pera. Que hemos avanzado muchísimo. Que estamos entre los grandes. Tenemos internet y hasta los cubos de basura son 2.0

Pero resulta que todo es mentira. Hemos vuelto a 1984, el de Orwell y el del calendario. Al menos ese año fue también el de Sueños Eléctricos.

Los sueldos han vuelto al nivel de hace 15 años. La seguridad laboral no ha cambiado, sigue igual de precaria.

Nos lanzan mensajes como en la novela: La guerra es la paz. La ignorancia es la fuerza.

Vemos que los viejos símbolos reaparecen, tenemos a una nueva generación de Pajares y Estesos. Reeditan sus películas en DVD en los kioscos y van a sacar otra en cine.

Hasta tenemos un Gran Hermano (n-edición).

Y seguimos adormilados. ¿Cuando vamos a despertar?

Pero como dice Orwell en boca de Winston:

Si hay alguna esperanza está en los proles.

Hasta que no tengan conciencia de su fuerza, no se rebelarán, y hasta después de haberse rebelado, no serán conscientes. Ese es el problema.

Una amiga, me decía ayer que cuando me lee, a veces piensa que se me va la olla. Quizas tenga razón. No me hagais mucho caso. O sí.





Compartir esta publicacion