¿Puede ser anónima una Marca Personal?

Este es uno de esos posts que dan la razón a quienes dicen que la blogosfera es endogámica. Pero que le vamos a hacer…

Por fín, después de un año de B&B; en Madrid, uno de los blogueros más misteriosos se materializó en el evento. Raúl, nuestro Consultor ex-Anónimo. La verdad es que la calidad de la foto no va a ayudar mucho a desanonimarlo, pero es lo que hay.

Ya compartimos mantel y conversación hace algún tiempo con otro genial bloguero consultoril, el Sr. Martinez que curiosamente si ha frecuentado más el B&B.;

Y en aquel momento comentamos lo irónico de la situación. Nos habíamos juntado un evangelizador de Marca Personal con dos blogueros respetados pero que mantenían ocultas sus identidades. Y eso me hizo pensar y me confirmó algo que yo vengo diciendo desde hace tiempo: lo importante de una Marca Personal no es la imagen, el aspecto, el envase. Lo que realmente engancha son cosas como el mensaje, las historias, los valores…

Creo que si ambos han llegado a tener cierta influencia en un grupo de seguidores es porque reunen unas cuantas características de Marca Personal.

Competencia: No voy a colgar sus CVs, pero en ambos casos se trata de profesionales con experiencia, conocimientos y «tablas» suficientes como para realizar un buen trabajo y comunicarlo adecuadamente. Pero esto no es suficiente como he dicho aquí muchas veces. Posiblemente existirán personas técnicamente más preparadas que ellos, pero carecerán de otros atributos que les diferencia.

Especialización: Han escogido un área de conocimiento en el que expresarse. Eso no les reduce, no les minimiza, simplemente les permite mantener un mensaje centrado y coherente.

Autenticidad: Esta es una de las claves del Personal Branding. Y también es la que proporciona algunos disgustos. Mostrarse como uno es realmente no es fácil. Sin embargo es lo que «engancha» con su mercado. Una Marca Personal fuerte no oculta sus debilidades, no trata de parecer inalcanzable. Simplemente es humana. Que no es poco.

Personalidad: En ambos casos, sus artículos tienen «alma». No se trata de meras descripciones o ensayos fríos. Combinan los conocimientos con las experiencias personales, sus lecturas, sus vivencias. En muchas ocasiones Raúl nos ha mostrado sus dudas, nos ha hecho partícipes de sus experiencias vitales, nos ha pedido opinión. Y eso no le hace más debil sino todo lo contrario.

Persistencia: ¿Hay alguien que lo dude?

Valores Positivos: Podremos estar de acuerdo o no con ciertas opiniones profesionales o ideológicas. En alguna ocasión he mantenido algún debate con Raúl sobre temas profesionales, pero siempre ha sacado a relucir su visión positiva de las cosas frente a la mía más ácida e irónica.

Por lo tanto, como veis, lo importante es «el producto», no el celofán. Cuando se tiene «chicha», el envase es lo que menos importa. Además, al final podemos decir que aunque anónimas, Sr. Martinez o Consultor Anónimo, también son marcas. Y muy potentes.

Por cierto, podeis ver algunas de estas leyes de Marca Personal aplicadas a los niños en el blog de Enrique, otro amigo y asistente al Beers and Blogs.





Compartir esta publicacion