Cambioclimaticomanía

Hoy me voy a salir de «mi tema», pero es que llevo varios meses con la mosca detrás de la oreja con esto del Cambio Climático. Aunque quizás no me aleje tanto de la Marca Personal si tenemos en cuenta que voy a hablar de manipulación y de como defenderse pensando por nosotros mismos.
Reconozco que lo que voy a decir suena a paranoico y seguramente no sean más que «tontás» que se me ocurren.

El caso es que llevamos meses con una presión mediático-política sobre el Cambio Climático algo sospechosa por lo excesivo.
Reconozco que el problema puede ser grave y que no hay que tomarselo a broma. Pero este no es un asunto que se haya producido este año ni que vaya a acabar con nosotros antes del verano.

Reconozco que es un asunto muy vistoso para las televisiones. Una inundación, una sequía de larga duración, un trozo de hielo como la provincia de Alicante o un tornado en Europa dan mucho juego en un telediario. Parecen de película Gore (perdón por el chiste). Pero lo habitual es que el interés por este tipo de asuntos (o cualquier otro, excepto el futbol) no dure más de una semana. Lo siento, los seres humanos somos así.

Sin embargo, tenemos Cambio Climático en las elecciones municipales, en el Festival de Cannes, en todas partes.

A lo largo de mi vida he visto situaciones tan o más graves que estas. Conflictos que podían haber acabado con todos nosotros en cuestión de minutos. Pero no parecían tan importantes. ¿Es que nadie se acuerda de los misiles soviéticos apuntando a Europa? ¿Es que nos hemos olvidado de las momias con Parkinson que dirigían la URSS y que tenían el dedo encima del botón de disparo nuclear?

Como digo, se me ocurren varias razones que podrían motivar esta inflación de información (desinformación) sobre este asunto.

  • El desconocimiento de los políticos de casi cualquier tema. No es por nada pero ¿Porqué hay tan pocos políticos en general y miembros del gobierno en particular con formación científica o técnica?
  • Los intereses económicos de las organizaciones no gubernamentales que suelen ser las más necesitadas de las subvenciones gubernamentales.
  • La utilización del miedo para recuperar soluciones energéticas más eficientes y seguras como la nuclear pero con muy mala imagen debido a muchos años de desinformación.
  • En relación con la anterior, con la excusa de terminar con la utilización de los combustibles fósiles, dar portazo a los paises productores que ultimamente están dando mucha guerra y se están subiendo a las barbas (perdón de nuevo por el chiste)
  • La posibilidad de dar una sensación de que todo está mal, muy mal, para luego ofrecer una alternativa que en otros momentos no se hubiese aceptado facilmente.
  • Decir a los paises emergentes que tengan cuidadito porque si quieren ponerse a nuestro nivel, pueden cargarse el planeta. Y eso no se puede consentir.

No se, ya digo que esto son paranoias conspirativas sin fundamento. Ahora mismo vuelvo a lo mío y voy a abrir la ventana porque hace calor ¿Será normal?

Anexo: Interesante video recomendado por Diego.





Compartir esta publicacion