Lecciones Aprendidas XXV: Marca Personal y Desencanto 2.0

Quienes seguís este blog, habréis notado un cierto desencanto en los últimos tiempos hacia lo 2.0 y todo lo que se relaciona con ello. Esto no es debido a un disgusto o a una crítica destructiva de alguien. Precisamente estoy pasando una época tranquila en ese sentido y quizás eso me ha permitido pararme y reflexionar.

Creo que lo que ha disparado esta sensación es la carga de trabajo. Creo que todo lo relacionado con la conversación, la colaboración y la generación y búsqueda de contenidos requiere de un tiempo que cada día es más escaso.

Es como si se llegase a un punto en el que una voz te dijese que todo esto está muy bien, pero que es hora de regresar al mundo real. Los proyectos, las presentaciones y los trabajos de todo tipo no salen solos y de algún sitio tiene que salir el tiempo.

Hace unos días me despedí de Twitter. He tratado de encontrar sentido y utilidad real a esa herramienta, pero he acabado rindiéndome. He descubierto algunas claves que pueden ser útiles a la hora de posicionar una Marca Personal, pero creo que el «retorno de la inversión» no justifica el tiempo empleado.

Todo esto son reflexiones personales que están en pleno proceso de maduración. Ni mucho menos pretendo generalizar mi experiencia ni aconsejar la vuelta al lapiz y papel. Yo pienso seguir aquí, pero tengo que replantearme la forma de gestionarlo eficazmente.

Digo esto porque al decir que dejaba Twitter, muchos amigos intentaron convencerme de que no lo hiciese, de que era algo estupendo. Es como si estuviese fallándoles o incluso ofendiéndoles al decir que «me parece aburrido, ineficaz y una pérdida de tiempo». Sinceramente, he tenido una sensación como de La invasión de los ultracuerpos y me mirasen con cara rara por no querer pasar por la metamorfosis (la vaina).

Y esto puede ocurrir con cualquiera de las herramientas 2.0 que van apareciendo (y desapareciendo). ¡Pero como no estás en Facebook o Linkedin o …!¡Pero todavía estás en Second Life o chateas en Yahoo!
Francamente, no me queda tiempo ni ganas de seguir este ritmo ni de estar justificándome a cada momento. Ya somos mayorcitos y si uno se lo monta como Agente Libre es para no tener que ir dando explicaciones a (casi) nadie. Uno quiere ganarse la vida haciendo lo que le gusta, no ponerse la medalla de Early Adopter.

Una de las cosas en las que muchos coinciden cuando hago estos comentarios es algo en lo que estoy de acuerdo: ¿Cual es tu objetivo al utilizar estas herramientas? Y creo que esa pregunta tiene la clave.

Desde luego, mi intención inicial fue y sigue siendo dar a conocer el concepto de Marca Personal (y los nuevos temas en los que estoy trabajando) y posicionarme como especialista. Creo que he conseguido una cierta notoriedad, pero ¿Cuantos de los proyectos en los que estoy participando se deben, por ejemplo, al posicionamiento en Google? ¿Cuantos son consecuencia de lo 1.0 o incluso 0.0? ¿La web o el blog han sido herramientas de venta-persuasión o solo folletos informativos?

En las últimas clases y conferencias en las que he intervenido me he dado cuenta de que hay que volver al principio y a los principios. Hay mucha, muchísima gente explicando como hacer llegar a todo el mundo quién eres y lo que haces, pero ¿Realmente tienes claro lo que quieres comunicar? ¿Estás seguro de que es una buena idea eso de que todo el mundo te conozca tal y como eres y estás ahora?

Si tu objetivo unicamente es desarrollar y posicionar tu Marca Personal, ¿Debes pagar el «peaje» conversacional-colaborativo que implica lo 2.0? ¿Merece la pena someterte voluntariamente a críticas de quienes solo tienen un conocimiento superficial de tu trabajo? ¿No es más inteligente y rentable mantener tu notoriedad en un plano más discreto dentro de tu nicho de mercado en lugar de salir a la «plaza mayor»? ¿Te apetece estar recibiendo invitaciones ridículas y dignas de un niño de 5 años a grupos de Facebook creados por algún oligofrénico con más tiempo que vergüenza?
Ya se que estas son cuestiones poco politicamente correctas, pero que le voy a hacer, es mi caracter (marca)…

Sobre todo esto, recomiendo pasarse por el post que Senior Manager publica hoy mismo.

Por cierto, hoy tocaba vídeo, pero el principio de incertidumbre me lo ha impedido, cuando he encontrado el momento no he podido encontrar la posición y viceversa.





Compartir esta publicacion