Mitos de Marca Personal VII: Estar en Internet

Una de las primeras confusiones a la que tuve que enfrentarme cuando inicié mi proyecto de Branding Personal fue la tendencia de mucha gente a equiparar Marca Personal con Imagen Personal.
Me parece un error imperdonable por parte de los «brandianos» y «marketinianos» el no haber conseguido separar adecuadamente el concepto de credibilidad y utilidad que implica una marca de los aspectos externos y superficiales.

Supongo que es más dificil y duro crear una buena reputación que un buen diseño.

El esfuerzo de crear una marca es mucho mayor que el de utilizar una combinación adecuada de colores o formas.

Con la llegada de Internet, el problema se ha generalizado y agravado. Se confunde el fin con el medio. De nuevo el «envase» se convierte en la marca, o al menos eso pretenden algunos, por desconocimiento o mala intención.

Empiezo a ver como algunos se suben al carro de la Marca Personal y lo asocian con lo que han venido haciendo desde hace años. De pronto un especialista en posicionamiento en buscadores o un dospuntocerolense es un experto en Branding Personal. Pues no, de eso nada monada.

Están surgiendo ideas erróneas que asocian la Marca Personal con estar en Internet. Expresiones como «Crea tu marca con Twitter» o «Si no estás en ……… (pon tu herramienta 2.0 favorita) no tienes Marca Personal» empiezan a ser frecuentes. Y eso es simplemente ¡Mentira!

Las Marcas Personales existen mucho antes de la existencia de Internet, incluso mucho antes de que cualquier experto en Branding Personal fuese algo más que un proyecto de vida en la mente de sus padres. El Branding Personal es solo una forma de sistematizar algo que existe desde que el hombre es hombre.

La Marca Personal es independiente del medio, del canal. La Marca Personal es algo que va de dentro a fuera y no al revés.

Estar en Internet o tener un blog no es tener una Marca Personal. Es simplemente una forma de dar a conocer, de comunicar tu oferta profesional o personal y tu posicionamiento.

Internet solo es un altavoz, una forma de llegar a mucha gente. Pero es solamente un medio, una herramienta. Es la forma, no es el fondo. Es el medio no el fin ni el principio.

Una Marca Personal se tiene (y se deja), estés o no en La Red. Los grandes hombres y mujeres de la historia, las personas que han dejado huella (marca) lo han sido por lo que son, por lo que han hecho no por el medio que han utilizado para comunicarse.

No se debe confundir el posicionamiento en Google, tener un blog, miles de followers en Twitter o millones de amigos en facebook con dejar huella o ser un referente.

La Marca Personal está definida por tus objetivos, tus valores, tu contribución, tu capacidad de ser útil.

Para la Marca Personal, La Red es una cuestión de cantidad, de volumen, no de calidad o relevancia.

La Red es una forma de promocionar, publicitar, divulgar o comunicar tu marca, personal o comercial, pero para conseguirlo antes debe existir una. Internet no crea marcas, solo las hace visibles.

Así que la próxima vez que alguien te diga que necesitas estar en Internet para tener una Marca Personal o que puedes crear tu Marca Personal con una herramienta dospuntocero piensa que no tiene ni idea o que te está engañando.

Si no has hecho un trabajo profundo de estrategia personal o profesional, lo único que puedes conseguir con Internet es que hagas el rídiculo pero eso si, a gran escala.





Compartir esta publicacion