Tu Plataforma es mucho más que un Currículo

MarketingHace unos días un amigo de un medio de comunicación me pidió mi opinión sobre la auténtica utilidad de lo dospuntocero para encontrar empleo. Me decía que no paran de surgir noticias en las que parece que, de pronto, todos los responsables de Selección, Headhunters y Empleadores no pueden vivir sin las Redes Sociales y que eso le parece bastante irreal.

Lo cierto es que a mi también me generan bastantes dudas esos estudios e informes que dicen que más del 80% de los responsables de selección y de búsqueda de talento utilizan las Redes Sociales para investigar a los posibles candidatos. Supongo que el hecho de que esos informes suelan estar patrocinados por Redes Sociales o Portales de Empleo quizás influye un poquito.

Este asunto me genera las siguientes reflexiones.

Porteros de discoteca virtuales

Siempre he dicho que muchos de los responsables de selección que he conocido se comportan más como filtros o «eliminadores» que como buscadores o cazadores de buenos profesionales. Parece que lo que están tratando de encontrar es aquello que descalifica a un candidato en lugar de hacer un trabajo de búsqueda e investigación de profesionales valiosos. El problema es que encontrar buenos profesionales requiere tiempo, trabajo y esfuerzo y suele ser mejor buscarlos cuando no se les necesita con urgencia, pero parece que prefieren esperar a que les pidan encontrar a alguien para ayer.

Desde este punto de vista, las Redes Sociales son ideales porque, al mostrar facetas de la vida más personales, permiten juzgar o más bien prejuzgar a los candidatos. A diferencia de una entrevista tradicional, las herramientas de Internet, incluido el Videocurrículo, permiten descartar a un candidato sin darle la más mínima oportunidad de argumentar y basándose en las creencias del «observador».

Para evitar este problema, yo siempre soy partidario de establecer contacto personal con un potencial empleador en cualquier situación, no sólo una entrevista de trabajo y especialmente cuando ninguno de los dos está en una situación de urgencia.

No me cuentes tu vida

Desde el otro lado de la mesa, desde la del que busca un empleo, lo que me estoy encontrando es que muy pocos están utilizando las Plataformas de Internet como herramientas para demostrar su valor. La inmensa mayoría ni está ni se le espera en lo que respecta a su participación activa en La Red. De los que actúan en dospuntocerolandia, una gran parte se dedica a opinar sobre lo divino y lo humano, mezcla lo personal y lo privado con lo profesional (cuando lo hace). Y pocos, muy pocos tienen una estrategia consistente para posicionarse como profesionales con Marca Personal en su campo.

Vale, ya sé que es duro y difícil generar contenidos valiosos relacionados con tu profesión a lo largo del tiempo, de forma consistente y sin meter demasiado la pata. Pero ¿quién dijo que esto sería fácil?

Yo siempre he sido partidario de utilizar las Redes Sociales y especialmente herramientas como Twitter o el Blog como excelentes instrumentos para mostrar, demostrar y justificar tu valía profesional. Para mí, todo esto, como decía ayer en Twitter, es un Escaparate no un Escenario. Es un sitio en el que dar muestras de mi trabajo y colocar mi mercancía, mi oferta profesional. El problema es que muchos lo ven como un Escenario, como un lugar en el que vas a interpretar un papel, en muchos casos escrito por otros y casi siempre ficción (en eso se parece mucho al currículo).

Si no demuestras lo que vales, es porque no te da la gana

Aunque parezca que yo soy muy crítico con lo dospuntocero, en realidad lo soy del uso que se hace de las herramientas. Internet no tiene la culpa de la estupidez humana. Lo poco o mucho que he conseguido ha sido gracias a una combinación de estrategias profesionales para desarrollar mi Marca Personal pero una parte importante de esos logros se deben al uso de las herramientas de comunicación virtual.

Hagas lo que hagas como profesional, lo puedes mostrar, exponer, transmitir, divulgar y promocionar de todas las formas posibles y a un coste ridículo. Si no utilizas lo que tienes a tu alcance, el problema no es de las herramientas sino tuyo, como compruebo cada vez que doy un curso o un taller. Son los «no tengo nada que decir», «no tengo tiempo», «prefiero hacer otras cosas», «ya estoy muy mayor para esto», «aquí esto no funciona así»,… los que te tienen bloqueado.

¿Significa que si mañana te pones a escribir un blog te van a llover las ofertas? De ninguna manera, eso quítatelo de la cabeza. Lo que va a conseguir es que subas varios escalones y consigas destacar sobre otros cuando busquen a alguien como tu, te va a aclarar las ideas, te va a animar a aprender, te va a generar credibilidad y confianza, te va a…. Y si alguien quiere alguna prueba de lo que eres capaz de hacer, ¿No será mejor darle la URL de tu sitio en La Red para que vea lo que llevas haciendo durante meses y años que un puñetero Currículo de dos hojas?

Empieza a utilizar Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest, YouTube, Slideshare o cualquiera de las herramientas a tu alcance para mostrar tus logros, para dar tu opinión personal sobre asuntos profesionales y para demostrar que estás al día y con ganas de mejorar (¿No es esa actitud la que valoran los que buscan ese rollo que llaman Talento?)

Así que, si tenemos la suerte de contar con nuestro propio medio de comunicación, no sigas utilizándolo como una versión del Currículo sin papel. Eso sería como tener un Ferrari y utilizarlo para ir a hacer la compra al Mercadona.









Compartir esta publicacion