127 consejos imprescindibles para crear tu avatar perfecto

Estrategia¿En serio estás buscando más de un centenar de recomendaciones ¡imprescindibles! para poner una simple fotito en el perfil de tus redes sociales? ¿Nos hemos vuelto locos o qué?

Constantemente nos encontramos en dospuntocerolandia y ultimamente también en las librerías títulos similares de posts o de libros. Los 2677 libros descargables “gratuitos” que no puedes dejar de leer sobre Social Media o sobre casi cualquier cosa que puedas imaginar.

Y eso por no hablar de los que te prometen ganar un pastón indecente en ¡una semana! siguiendo sus recomendaciones. Eso sí, nunca falta una foto del tipo que te ofrece la receta “mágica” con un ordenador en una playa paradisíaca para demostrarte lo bien que le va. Aunque no le irá tan bien si no puede ir a la playa sin dejar de trabajar un rato.

Internet en general y redes como Facebook en particular están sufriendo el síndrome de Pedro y el lobo. Te pasas el día leyendo titulares de esos que se supone que te van a generar mucho tráfico y luego no te encuentras más que contenido intrascendente y gilipolleces varias. Ya has picado una vez más, pero cada día te vuelves más escéptico con respecto a lo que realmente puedes encontrar en La Red. Cuando te pones a leer el muro de Facebook o el “timeline” de Twitter y ves que en su mayoría son titulares dignos de la peor prensa amarilla te preguntas si no será mucho más útil apagar el ordenador y coger un buen libro… y la respuesta suele ser la segunda.

Creo que poco a poco avanzamos hacia un mundo en el que lo irrelevante va ocupando el lugar de lo importante. ¿Qué te hace pensar que dedicar más de cinco minutos a encontrar una foto decente para tu perfil va a cambiar radicalmente tu vida o la percepción que los demás tienen de ti? ¿No crees que es mucho más determinante para tu futuro o incluso para el impacto que vas a dejar en tu entorno tener claro cual es tu misión en esta vida o aprender un par de ideas nuevas sobre tu trabajo que preocuparte por una jodida fotito?

Poco a poco la táctica va sustituyendo a la estrategia. Ya no pensamos a largo plazo. Cada vez que imparto un curso y pregunto a mis alumnos sobre sus objetivos profesionales o vitales se quedan con cara de pasmaos. Eso sí, les preocupan muchísimo cosas como si su dominio de Internet debe tener guión o qué “trucos” existen para conseguir muchos followers sin trabajar demasiado y sin tener ni idea de lo que quieren transmitir (con faltas de ortografía).

Si hay algo que sobra en este momento son consejos, listas de claves infalibles (¡infalibles!) sobre cualquier cosa pero ¿te has preguntado si realmente funcionan esas recomendaciones? ¿De verdad hay alguien (incluido el que las ha creado o cortipegado) que ha aplicado una sola de ellas? Los científicos se pasan un siglo para demostrar una teoría de Einstein pero por La Red circulan miles de expertos que tienen montones de Leyes Inmutables sobre todo lo que necesites que se han sacado de la manga o de un blog yankee de moda. Dospuntocerolandia es el reino de los “cuñaos”.

Lo difícil en este momento no es encontrar ideas, tácticas, trucos o acciones sobre la forma de hacer las cosas, lo realmente complicado es descubrir qué quieres, por qué lo quieres, qué puedes ofrecer a cambio o qué pasos debes dar para conseguirlo. Y luego ya vendrán las minucias y la microgestión.

La Red es algo así como Decathlon o algo peor, como el chino de la esquina. Es un sitio del que siempre sales comprando algo aunque no tengas la menor intención de levantarte del sofá. ¿Por qué? Pues porque sabes que debes moverte pero no sabes qué hacer y, sobre todo, porque está ahí.

Para dejar una Marca Personal memorable hay que empezar por los cimientos y no por el color de los interruptores que vas a poner en el edificio. Lo primero es tener una visión general del destino (visión, objetivos) y luego definir las etapas (estrategia) para pasar de tu situación actual (análisis) a la situación deseada. Cada una de esas etapas tendrá una serie de metas y cada una de estas metas se podrá desglosar en acciones y tareas. Pero lo que no tiene sentido es perderse en recopilar decenas o centenares de consejos sobre cualquier aspecto que alguien considere fundamental.

¿Cuantos documentos, decálogos o libros “gratuitos” te has descargado últimamente? ¿Cuántos has utilizado? ¿Cuántos te han servido? Seguramente muy pocos. Y no es que no tengan ideas chulas, lo que ocurre es que tienen poco sentido si no están dentro de una visión más grande.

Empieza identificando POR QUÉ quieres conseguir algo. ¿Qué te mueve?

Establece el PARA QUÉ te vas a mover. ¿Cuál es el objetivo de esa motivación?

Define QUÉ vas a hacer para conseguir tu propósito. ¿Qué palancas debes mover y en qué orden?

Y entonces, sólo entonces te preocuparás del CÓMO y empezarás a dividir cada una de esas palancas en pequeñas acciones o metas. Y puede que en ese momento necesites alguna recomendación.

Ahora debes decidir si vas a dedicarte a crear el avatar perfecto o prefieres decidir Por qué y Para qué vas a hacerlo.








Compartir esta publicacion