La única Marca Personal que deja el odio es la cicatriz

PosicionEsta tarde estaré en Alicante presentando el libro Saltar de la Pecera de mi amiga Cristina Mulero. Al preparar mi intervención recordé el momento en que la conocí. Era en una charla en AEDIPE Alicante titulada RRHH vs. Marca Personal, ante un grupo de profesionales de R2H2 en Julio del 2013.

El título de la charla ya transmitía un enfrentamiento entre dos opciones. De hecho, mi postura hacia muchas de las políticas de Recursos Humanos ha ido más allá de lo razonable en algunos momentos. Si lees muchos de mis posts de hace años veras que era muy habitual que atacase sin misericordia al mundo de la gestión de personas. En aquella ocasión, Cristina aguantó deportiva y elegantemente mis críticas y mis chanzas hacia su profesión y, a pesar de todo, surgió una buena amistad.

En los años que llevo hablando de Marca Personal he conocido a muchos, a una inmensa mayoría de profesionales de Recursos Humanos que hacen muy bien su trabajo, que tratan de mejorar las cosas y que no llevan rabos ni cuernos como yo trataba de describir.

whywehatehrSi me conoces, sabes que tengo tendencia a llevar la contraria. Que soy más partidario del Pensamiento Negativo que del buenismo o la filosofía Mr.Wonderful que nos rodea. Simplemente creo que es lícito ver los aspectos mejorables de las cosas pero siempre que estés dispuesto a hacer algo para cambiarlas.

Lo que he aprendido tras estos años es que atacar es muy fácil. Hacer bromas sobre cualquier cosa no sólo es sencillo sino que puede ser una especie de onanismo mental si hay gente que comparte tu rechazo hacia lo ridiculizado y te da palmaditas en la espalda. Decir que todo lo que existe está mal y que hay que cambiarlo o más bien eliminarlo va a recibir el aplauso de quienes no han hecho nada para mejorar las cosas más allá de quejarse.

El pueblo nunca renuncia a sus libertades si no es por el engaño de una ilusión. Edmund Burke

Pero al final, todo el odio, toda la mentalidad destructiva, toda tendencia a no ofrecer soluciones o, como mucho, lanzar propuestas simples e irrealizables a problemas complejos sólo acaba generando dolor. Quizás es que su origen es el miedo. Y como dijo Yoda.

El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento, el sufrimiento al lado oscuro.

Siempre digo que, para una estrategia de Branding Personal, no es recomendable meterse en política y en algunas cuestiones que pertenecen al ámbito de lo privado pero hay momentos en los que hay que decir basta y defender tus valores, que también es uno de los elementos básicos de una Marca Personal.

Lo que estamos viendo en dospuntocerolandia en particular y en el mundo en general es una tendencia a acabar con el enemigo sin matices. Lo de esta semana con los ataques a Rita Barberá es el último ejemplo de todo esto, pero en cualquier momento puede volver a repetirse en cualquier dirección y será con más fuerza porque el odio se realimenta. Twitter se está convirtiendo en un entorno idóneo para el Bullying de destrucción masiva.

Pero si hay algo que hace que una Marca Personal sea fuerte es que sea capaz de aportar valor. No basta con señalar y destruir a quien comete errores, hace algo incorrecto o simplemente no te gusta. Inmediatamente debes ofrecer soluciones útiles. De lo contrario, es mejor callarse. Es muy fácil crear un meme ridiculizante o idear una pancarta o un eslogan ingenioso pero es mucho más difícil ponerse manos a la obra.

Como te decía, he comprobado que atacar algo o a alguien que no es demasiado popular es muy sencillo y, además, es muy agradecido porque siempre hay una masa vociferante que te jalea y te ríe las gracias. Es la base del acoso. Además es mucho más sencillo si puedes hacerlo tras una pantalla. Lo realmente complicado es pasar de las palabras a los hechos y cambiar las cosas a mejor si te dan la oportunidad de hacerlo.

Cambiar a alguien que ha cometido un error o una irregularidad es sencillo porque tiene cara y ojos. Es como romperse una pierna. Es jodido y requiere tiempo, pero se puede arreglar. Sin embargo, introducir el odio es como el cáncer, en cuanto te descuidas, te mata.

La Marca Personal va de dejar una huella positiva en tu entorno y eso se consigue gestionando lo que tienes a tu alcance y construyendo algo nuevo con ello. Ir por la vida diciendo que todo está mal, que lo que se ha hecho hasta ahora hay que destruirlo y que las personas se dividen en buenas y malas deja huella, si, pero también las cicatrices o las ciudades reducidas a escombros son el reflejo de que algo malo o terrible ha sucedido.

Sé que, de vez en cuando, se me escapará algún post destructivo en el que no ofrezca alternativas viables. Espero que estés ahí para llamarme la atención.

Para que triunfe el mal, basta con que los hombres de bien no hagan nada. Edmund Burke









Compartir esta publicacion