¿A cuanta gente quieres llegar?

¿Hay que estar en Internet para desarrollar una Marca Personal? ¿Todo el mundo debería tener un blog? ¿No es suficiente con que te conozcan las personas de tu entorno más cercano para divulgar tu valor?

Estas son preguntas frecuentes que me realizan en mis cursos. Y lo cierto es que he ido ajustando mis respuestas a medida que ha ido pasando el tiempo. En parte porque yo he aprendido unas cuantas cosas y también porque creo que lo dospuntocero ha cambiado mucho en pocos años y seguirá mutando.

En primer lugar quiero recordar que la visibilidad, la promoción, el Marketing Personal no hacen que tu Marca Personal sea mejor. Lo que consigue es que esta llegue a más gente. Pero si eres un capullo vas a seguir siéndolo tanto si te conocen doscientas personas como si te siguen doscientas mil en Redes Sociales. Es más, en ese caso quizás sería preferible mantener una presencia más discreta.

En segundo lugar, debes tener claro en quién deseas generar un impacto, dejar huella. Si resulta que tu trabajo requiere de tu presencia física o es complicado que el hecho de llegar a mucha gente vaya a ayudarte a alcanzar tus objetivos, entonces es mejor elegir canales de corto o medio alcance. Me refiero al Networking, a la conversación cara a cara, a las intervenciones en las reuniones de trabajo, a hablar en público o a dirigirte a una audiencia a la que puedas mirar a los ojos.

Por supuesto que ser más conocido o alcanzar una mayor notoriedad va a producir ese efecto de credibilidad o de prestigio que te dan otros aunque esos otros jamás vayan a contratarte. Pero dado que tenemos unos recursos limitados, especialmente el tiempo, es especialmente recomendable elegir con cuidado los canales en los que vamos a centrarnos.

Creo que existe una cierta obsesión por estar en todo, por apuntarse a cada plataforma, Red Social, canal y “tontá” virtual que aparece. Sin embargo, creo que con media docena de canales reales o virtuales, cualquier profesional puede conseguir una visibilidad más que suficiente para aparecer en el radar de aquellos a los que quiere que le presten atención.

Suelo decir que los tres imprescindibles y sin fecha de caducidad son: Networking, Hablar en público y Página Web personal/profesional (Blog).

Las Redes Sociales son un complemento a todo lo anterior porque te permiten dar una visión más completa de quien eres y de lo que haces, pero nunca deberían ser los canales principales. Facebook, LinkedIn, Twitter o Instagram jamás podrán sustituir a un medio de comunicación completo, propio y personalizado como es un Blog. Cualquier herramienta ajena a ti tiene los días contados, puede cambiar sus políticas de privacidad de un día para otro y el perfil de los usuarios y su comportamiento se modifica constantemente.

Conseguir ser citado o tener presencia en algunos medios de comunicación tradicionales es interesante para subir algunos niveles de prestigio y no es complicado de conseguir. Sin embargo, el efecto es efímero y desgraciadamente cada día la gente consume menos este tipo de canales.

Escribir libros es una gran inversión y requiere un gran esfuerzo pero su efecto puede durar años y genera unos beneficios colaterales que van mucho más allá de lo que pueda pagarte una editorial.

Entonces, ¿qué canales de Promoción Personal debes utilizar? Pues en mi opinión, además de los tres que considero fundamentales (1-1, 1-Varios, Blog) porque transmiten una imagen muy completa de ti y de lo que haces, puedes incluir alguno que sepas que va a llegar a quienes pueden contratarte, elegirte o proporcionarte recursos para alcanzar tus objetivos. Y eso suele estar relacionado con una cercanía física.

Por ejemplo, si te dedicas a la formación, es genial tener seguidores en Argentina, México o Canadá, así que deberás tener un Blog y hacer un uso racional de algunas (pocas) Redes Sociales, pero deberás echar el resto en la visibilidad y la presencia real. Si eres especialista en un tipo de productos o servicios muy local también es recomendable invertir tus recursos en llegar a quienes tienes más cerca.

Pero si lo que haces no requiere de una presencia física, si vendes productos virtuales o si puedes trabajar a distancia, entonces si que es recomendable reforzar esos tres canales básicos con aquellos que consideras que pueden estar más adaptados a tus clientes.

En cualquier caso, esto va de Estrategia Personal, lo que implica que no hay una respuesta única e inmutable… afortunadamente. Deberás ser tú, el que una vez establecidos tus objetivos, tus cualidades, tu propuesta de valor o tu mercado objetivo, escojas los canales que mejor van a transmitir lo que haces. Pero lo que está claro es que la respuesta a ¿en qué canales debo estar? nunca será TODOS.

En el vídeo de esta semana Claudio y yo continuamos la conversación con Guillem Recolons y precisamente en esta ocasión debatimos sobre los mejores canales para divulgar tu Marca Personal.

NOTA:

Por si te quieres apuntar, el día 6 de junio estaré en Zaragoza en dos eventos interesantes y con muchos amigos y colegas que molan:

Jornada marca personal vs marca corporativa ¿socios o enemigos? con ponentes de primer nivel y mesas muy interesantes. Este evento es de 9 a 14. Aquí toda la información https://obrasocial.ibercaja.es/iniciativa-emplea/zaragoza/jornada-marca-personal-vs-marca-corporativa-socios-o-enemigos

Por la tarde en Zaragoza Activa se celebra a las 18:30 el evento ¿cómo ser un líder estratégico? https://www.zaragoza.es/zac/events/44562 donde se presenta en Zaragoza el libro smart feedback.

Compartir esta publicacion