3Vs: Veracidad x Valor x Visibilidad

En las últimas dos semanas he impartido unos talleres de Marca Personal a un par de grupos de alumnos de Marketing Digital. Siempre es interesante estar en contacto con la gente más joven porque te transmite de primera mano hacia donde van las tendencias. Otra cosa es que me guste lo que oigo.

Lo que he confirmado es algo que llevo contando desde hace algunos meses. Me refiero a la tendencia al mínimo esfuerzo combinado con tratar de conseguir impacto más epatante y rompedor y todo eso pensando siempre a cortísimo plazo.

Con este caldo de cultivo, tratar de explicarles que desarrollar una Marca Personal sólida y fiable es algo que lleva tiempo y que no termina nunca es casi una batalla perdida. Si encima le unes esa mezcla de ingenuidad y prepotencia de algunos de los más jóvenes, es casi para echarse a llorar.

Instagram, Instagram, YouTubers, Influencers, Instagram, Dulceida,… No les sacas de ahí. Twitter y Facebook es para viejunos. Un blog o una web personal/profesional es algo así como la imprenta de Gutemberg en versión 2.0. De los canales de visibilidad offline, Networking, Hablar en Público, Medios de Comunicación, Libros, mejor ni hablar. Y lo peor de todo es que están convencidos de que tienen la verdad absoluta.

Yo soy de los que sale de cada clase, taller o seminario con varias lecciones aprendidas. Me encanta dirigirme a todo tipo de grupos porque siempre se descubre algo. El debate siempre ayuda. Pero últimamente veo que la mentalidad de muchas personas está hecha de Teflón y cualquier propuesta que no les encaje, directamente la repelen.

Por otra parte, existe un cierto adanismo que les hace pensar que la historia y la tecnología ha nacido con ellos. Así que el cortoplacismo no sólo es hacia adelante sino también hacia atrás. No conocen ni quieren conocer lo que ocurrió hace dos, cinco o diez años en su sector. Y de irnos más atras, mejor ni hablamos. Da igual que les expliques que esas Redes Sociales que les parecen lo más de lo más van a tener el mismo destino que muchas otras que, en su momento, algunos consideraban solidísimas.

Como explicaba Andy Stalman hace unos días, a veces se nos olvida que sólo hace 10 años, NOKIA era el Apple de hoy.

Les preocupa, o más bien les obsesiona, la visibilidad. Lo peor es que creen que por utilizar un canal, van a conseguir convertirse en el centro de atención.  Y algo todavía más grave, consideran que el hecho de conseguir millones de visitas (como sus ídolos e «ídolas») les va a generar ingresos o va a aumentar las posibilidades de que les consideren profesionales válidos y les elijan. Y eso nos lleva de nuevo a Instagram y a algunos YouTubers.

Quizás soy yo el que se equivoca pero utilizar una herramienta virtual de consumo rápido no, rapidísimo, deja tanta huella como un corazón en la arena en la orilla de una playa.

Siempre he explicado que una estrategia de Branding Personal implica gestionar un puñado de palancas y no sólo la visibilidad y no sólo la visibilidad en Internet y no sólo la visibilidad en una o dos plataformas de Internet.

Por utilizar una versión ultrasimplificada de mi modelo podría decirse que, al menos deberías pensar en 3Vs.

Veracidad x Valor x Visibilidad

En primer lugar deberás conseguir que la gente crea y confíe en ti. Y eso implica decir, usar o profesar siempre la verdad que es como el diccionario define VERAZ. Y un puñado de fotos, un vídeo más o menos extravagante o una cita motivadora de alguien ajeno a ti no es que ayude mucho a generar confianza por si solo. La gente llega a confiar en algo o en alguien cuando se comporta de forma coherente, auténtica y honesta durante el mayor tiempo posible. Alguien puede ser viral o tener millones de seguidores y seguir siendo alguien a quien jamás le comprarías un coche de segunda mano.

En segundo lugar es imprescindible, ¡¡¡IMPRESCINDIBLE!!! generar VALOR, dar algo, aportar algo útil. Ya sé que esto es algo casi obsesivo cuando se habla de Marca Personal pero es que es así. ¿Por qué narices voy a seguirte, comprarte o partirme la cara por ti si no me has dado algo (tangible o intangible) o creo que me lo puedes dar? La cuestión es, ¿Son los canales de «fast view» los más apropiados para aportar valor?

Por último, la VISIBILIDAD. Por supuesto que hay que darse a conocer. Hay que estar en los canales apropiados para tu estrategia (no en el mayor número de ellos como dicen algunos). Si no muestras y compartes tus ideas, estas morirán contigo y, además, no generarás confianza. Pero obsesionarse por ser CONOCIDO en vez de RECONOCIDO no deja huella.

Si cualquiera de las tres variables es 0, entonces el resultado de la ecuación también lo es. Fiable y Útil pero Invisible es igual a 0. Útil y Visible pero poco Creíble es igual a 0. Fiable y Visible pero poco Valioso es igual a 0.

Así que, yo seguiré con mi cruzada. Intentaré convencer a quienes me quieran escuchar, que hay que ponerlo todo en duda, que es mejor probar por ti mismo lo que funciona y lo que no y que no hay reglas inmutables.

NOTA:

Tras el éxito de Huelva y Cádiz, llega Granada. El día 20 de Noviembre estaremos en el Espacio Knowmads hablando de muchos temas relacionados con las nuevas formas de ganarte la vida y de progresar profesionalmente. Allí estaremos . Es gratuito y todavía quedan plazas pero no tardes mucho en apuntarte que se llena.

Para tener toda la información sobre el evento y para inscribirse pincha aquí o en el cartel.

Y, además, aquí tienes nuestro último vídeo de Street Personal Branding con un Rubén Alonso, un profesional que cumple de sobra con las 3Vs.





Compartir esta publicacion