¿Qué vas a añadir hoy a tu profesión?

Una de las principales barreras para sobresalir que me encuentro cuando hablo de Marca Personal es la tendencia a convertirnos en clones para tratar de encajar en un puesto, perfil o categoría.

Supongo que eso es normal porque a las personas nos gusta sentirnos parte de algo, pero cuando se aplica al ámbito profesional, puede ser letal.

Al empeñarte en asumir una identidad similar a la de muchos otros porque supones que eso te va a ayudar a conseguir un empleo o un trabajo, lo que consigues es reducir tus opciones porque simplemente vas a ser uno más. Y ya sabes que si eres uno más, serás uno menos.

También creo que nos vemos obligados a presentarnos como muchos otros profesionales porque, para aquellos que nos tienen que elegir les es más fácil si son capaces de asociarlo con algo que conocen. Por eso hay pocas personas que presenten lo que hacen como algo distinto, por eso hay tantos perfiles cortipegados en LinkedIn, por eso los contenidos en dospuntocerolandia son indistinguibles, por eso, cada vez más, tienes sensación de deja vu cuando navegas por las Redes Sociales.

Aquellos que se atreven a hacer algo distinto, a añadir o quitar algo a lo que tienen todos los demás, son los que acaban llamando la atención. Es curioso que, cuando pregunto a los asistentes a mis talleres sobre lo que creen que es una Marca Personal, muchos me hablen de diferenciación pero pocos o ninguno hacen nada para diferenciarse.

Si utilizamos la metáfora del YO S.L. en la que gestionamos nuestra profesión como un proyecto empresarial, todo esto que te comento estaría relacionado con el departamento de I+D Personal. Se trataría de pensar de qué modo vamos a incorporar algo nuevo a nuestra oferta profesional. Suelo decir que es algo así como Mr. Potato. Podemos conformarnos con la versión básica y sin accesorios o podemos incorporar los que nos dé la gana como nos apetezca.

Lo más interesante de todo esto es que hoy tenemos la capacidad y los medios para añadir o quitar elementos a nuestro perfil profesional con mucha facilidad y en poco tiempo.

Puede ser fácilmente entendible que alguien que ha dedicado varios años de su vida a conseguir un título universitario se sienta “obligado” a sacarle partido aunque haya acabado odiando lo que estudió… si es que le interesó en algún momento. Sin embargo, es posible que haya otras cosas que le interesen a las que dedicarse  y que incluso le puedan ser más rentables. Incluso es posible que pueda convertir en algo atractivo aquello en lo que se formó si añade algún elemento.

Por ejemplo, un abogado que incorpore la edición de vídeo a su trabajo quizás pueda disfrutar mucho más con lo que hace y, por supuesto, diferenciarse. Otro ejemplo, un autor, un músico o cualquier otro artista que domine el comercio electrónico, puede saltarse los intermediarios si monta su propia tienda en su sitio en Internet.

Síndrome del renacentista

Una de las cosas más interesantes de añadir elementos nuevos a tu profesión es que vas a superar con más facilidad el síndrome del renacentista, es decir, esa falsa sensación de que si eliges algo vas a tener que olvidarte de otras cosas que te gustan. Hoy en día no se trata de ser una sola cosa sino de incorporar a tu trabajo facetas de tu vida que, hasta ahora, has dejado fuera. Aquí la clave está en echarle imaginación y encontrar el modo de juntar elementos aparentemente inconexos.

Aquellos que consiguen hacer de un modo diferente (y mejor) lo que se ha hecho hasta ahora, son los que se llevan el gato al agua. Y eso se consigue combinando cosas que ya existen pero que nadie había mezclado hasta ahora.

No seas plano, muestra tus aristas

Los perfiles profesionales que aparecen en los anuncios de empleo, las “job descriptions”, los tests psicológicos y toda esa parafernalia recursohumanil se ha empeñado en eliminar las aristas, en convertirnos en recursos sustituibles.

Lo que te propongo es que hagas una pedorreta a quienes se empeñan en convertirte en una pieza estandar. Y si no encuentras el modo de encajar tu singularidad en ninguna parte, la mala noticia es que tendrás que construir tú mismo tu propio lugar en el mundo profesional. La buena noticia es que serás el primero.

Así que, no te reduzcas a lo que otros quieren, o algo peor, a lo que crees que otros quieren. Saca tus aristas, tus rugosidades, lo que te hace distinto, incluso raro o imperfecto. Hoy hay demanda de todo. Haz inventario de lo que tienes, aprende lo que te apetece y mételo en la batidora. A ver que sacas.

Hacer cambios y mejoras sobre lo que ya existe es fácil; pensar diferente no lo es; pensar diferente es lo que te lleva a crear cosas nuevas, a hacer lo que nadie ha hecho antes, y a vivir una vida plenamente tuya. Steve Jobs

NOTA:

Tras el éxito de Huelva y Cádiz, llega Granada. El día 20 de Noviembre estaremos en el Espacio Knowmads hablando de muchos temas relacionados con las nuevas formas de ganarte la vida y de progresar profesionalmente. Allí estaremos . Es gratuito y todavía quedan plazas pero no tardes mucho en apuntarte que se llena.

Para tener toda la información sobre el evento y para inscribirse pincha aquí o en el cartel.









Compartir esta publicacion