No te subas a ese tranvía

Hay una historia que me contó un profesor en el MBA que hice hace ya muchos años y que me gusta repetir.

Nos contaba que cuando veas que todo el mundo se sube a un tranvía, excepto una persona, deberías preguntarle a la que se queda en tierra por qué no ha hecho como los demás.

Es curioso pero, cada vez que hablo con mis alumnos al principio de mis clases sobre la forma de dejar una Marca Personal, siempre surge el Santo Grial de la diferenciación.

Con la diferenciación ocurre como con la Pasión, todo el mundo habla de ello pero nadie sabe que les diferencia o que les apasiona.

Pero lo más contradictorio de todo es que los que se ponen más vehementes con eso de diferenciarse son los primeros que se suben al carro de la primera moda que surge.

Esta es otra de las dificultades que complican el que una persona pueda generar un impacto memorable. Si te empeñas en mimetizarte con el entorno, es poco probable que llames la atención.

Diferenciación no es extravagancia

Antes de seguir adelante debo decir que, desgraciadamente, se confunde diferenciarse con hacer el imbécil.

¿No estás un poco harto de YouTubers que se dedican a dar voces, a mostrar un aspecto digno de una fiesta de disfraces o a hacer cosas extrañas?

¿No te parece que hay una obsesión por llamar la atención de cualquier forma y de un modo cada día más absurdo?

Hace poco, en un evento de Marketing Digital, vi a un ponente, supuestamente experto en Marca Personal que parecía un personaje sacado de una de las primeras películas de Almodovar. Mucho gritito, mucho colorín, mucho efecto especial en sus vídeos, pero de sustancia más bien poca.

Si, puede que consigas llamar la atención pero y luego ¿Qué?

Hoy, mucha gente quiere subirse al carro de los “influencers”, hasta que te das cuenta que puedes convertir tu negocio (y tu vida) en un espectáculo (“Show business”) pero tu espectáculo no da dinero (“Business Show”)

Saca lo que tienes

Quizás es porque me gusta llevar la contraria. Basta que me digan que haga algo para que busque el modo de hacerlo de un modo distinto. Cuando a todo el mundo le da por hacer lo mismo, a mi se me quitan las ganas (ya hace tiempo que me ocurre con el Branding Personal).

El lado positivo es que eso me obliga a ser creativo y a buscar formas de cambiar, añadir, quitar o aumentar algunas variables para encontrar vías alternativas que no se parezcan a las del resto.

Lo bueno es que todos somos polifacéticos, todos tenemos fortalezas, cualidades y hasta defectos que podemos convertir en elementos diferenciales. ¿No eres un bellezón? pues utilízalo a tu favor ¿No eres el/la que más sabes sobre un tema? Pues añade algún aspecto a la mezcla que te haga distinto a otros.

Que no vean una única faceta de ti. Encuentra tu propio estilo, cañero, dulce, directo, emotivo, frío,…

Vuelve a lo básico

Creo que vivimos tiempos en los que cada día vamos añadiendo más y más capas de complejidad a lo que hacemos. Llegamos a un punto en el que nos olvidamos de la auténtica esencia de las cosas.

Quizás una forma de sobresalir y destacar no sea hacerlo todo más y más recargado. No se trata de añadir elementos, uno tras otro, hasta que lo que hacemos sea completamente distinto de lo que pretendíamos en un primer momento.

Hace tiempo que estoy yendo por el camino contrario, la simplificación. Creo que una forma estupenda de llamar la atención es ser capaz de eliminar todo lo innecesario, lo irrelevante, lo superficial.

Hazlo mejor

Dejo para el final lo que yo considero que es la forma definitiva de diferenciación, SER EL MEJOR EN LO TUYO (o mejor que los que te rodean).

Creo que con tanta tontería se nos olvida que, cuando alguien es capaz de hacer algo mejor que el resto, es cuando consigues sobresalir. Siempre y cuando lo muestres y, sobre todo, lo demuestres.

Esa combinación de trabajo bien hecho y escaparate es lo que consigue que tu cabeza destaque sobre la multitud.

Si consigues aportar más valor que otros y hacerlo de forma consistente, entonces no vas a necesitar pintarte el pelo de azul ni efectos especiales.

NOTA:

Este domingo día 2 a las 19:00 (caseta 107) cumplo con la tradición del año en el que publico libro y estaré en la Feria del Libro. Aquí tienes las coordenadas por si te apetece pasarte.

El día 6 a las 11:00 estaré en El Retiro hablando de Marca Personal para Escritores con gente muy interesante. Puedes apuntarte aquí.

Compartir esta publicacion