Postureo y deshielo (o no) en Groenlandia


La semana pasada circuló por todas las redes sociales una imagen de Groenlandia en la que se veía un trineo y un grupo de perros moviéndose por una zona en la que se está produciendo un deshielo.

Inmediatamente empezaron a surgir comentarios por parte de mucha gente opinando, no sólo sobre la foto, sino sobre las causas, consecuencias y derivadas varias relacionadas con lo que suponían que sucedía ahí.

Antes de seguir debo decir que, como científico, tengo muchas dudas sobre las cosas que se están diciendo relacionadas con el cambio climático. Y precisamente por eso, porque no tengo el conocimiento ni los datos sobre el asunto, prefiero callarme.

Lo que está claro es que, sea como sea, tenemos la obligación de cuidar nuestro planeta. Prefiero que nos pasemos de estrictos a que lleguemos a un punto de no retorno. Creo que es mejor ponerse en forma cuando todavía estás bien que tomar medidas cuando te ha dado un infarto.

Dicho esto, creo que cuando todo el mundo opina sobre algo que no domina y si, encima, hay quienes tratan de manipular la información, en uno u otro sentido, se acaba generando desconfianza. Nadie cree en nadie. Acabamos fiándonos de los que mejor dominan la comunicación y todos salimos perdiendo.

¿Qué tiene que ver esto con la Marca Personal? Pues algo muy sencillo, que cuando no tenemos toda la información sobre un tema, una organización o una persona, tendemos a llenar los huecos.

Del mismo modo que con una simple foto sacamos conclusiones inmediatas, con las personas sucede lo mismo.


De hecho, en la mayoría de las ocasiones, cuando alguien a quien conocemos nos dice algo sobre una persona, ni nos paramos a contrastar la información. Pereza, falta de tiempo, desinterés, lo que sea, el caso es que normalmente vamos por la vida tomando datos sueltos y llenando los huecos con nuestras creencias, valores, conocimientos y experiencias. Y eso es peligrosísimo.

Poco después de que se publicase la foto de Groenlandia, surgieron informaciones que decían cosas como que eso era habitual en esta época del año. Que si bien es cierto que en esa parte había más deshielo que en otros años, en otras zonas se estaba produciendo el efecto contrario. Como te digo, cuando no conozco un tema, me callo.

El problema es que nunca tenemos todos los datos sobre casi nada y en esta vida las cosas son mucho más complejas de lo que parecen.

En lo que respecta a las personas ¿Como vamos a juzgar a otros si ni siquiera somos capaces de conocernos a nosotros mismos? Pues así con todo.

Te he dicho aquí muchas veces que, cuando hay un problema, hay una oportunidad. También he comentado en alguna ocasión que las marcas existen porque nos faltan datos y tenemos que juzgar rápidamente.

Una Marca Personal o de otro tipo, lo que pretende es facilitar las decisiones. ¿Por qué elegimos o estamos dispuestos a pagar más por algo con marca? Pues porque detrás de un logo o un nombre hay mucha información comprimida. Leche Pascual, El Corte Inglés o Rafa Nadal han conseguido asociarse ciertos atributos. Y eso hace que todo sea más sencillo y rápido.

El postureo en dospuntocerolandia y el fenómeno de los “influencers” sacan todo el partido a este defecto del sistema. La idea es, ya que el ser humano está programado para unir los puntos, para llenar los huecos, démosle la información mínima y ajustada a mis íntereses para que piense lo que yo quiero que piense.

Si todo lo que veo va en una determinada dirección (lujo, placer, diversión,…) y no me muestran nada más, por esa regla de tres, asumo que todo será de esa manera.

En el fondo todos sabemos que es así. Que no hay nada tan perfecto como nos muestran los “influencers”, las empresas o, ¿por qué no? nuestros amigos en el mundo real y “amigos” en las redes, pero al final acabamos creyendo lo que mejor se ajusta a lo que los hace sentir bien… o no.

Supongo que es cosa de la edad, que, cuando ya has vivido un poco, te vuelves más empático y juzgas con menos ligereza. Y como te digo, soy científico y si hay algo que nos enseñan en la carrera es a no basarnos en suposiciones o falsos prejuicios.

Con el tiempo te das cuenta de que el prestigio de una persona, de un/a buen/a profesional puede irse a la mierda por unos cuantos comentarios malintencionados.

Si, es posible que, como ocurre en Groenlandia, algo parece que vaya mal en una persona, pero puede haber otras cosas que funcionen bien. En cualquier caso, creo que si no queremos que nos manipulen, debemos congelar los juicios hasta tener una visión más completa de las cosas y, por supuesto, no ayudar a divulgar información dañina.

Si no quieres hacerlo por los demás, hazlo por ti. Debes entender que cada vez que das tu opinión sobre un libro, una película, un restaurante o una persona, te estás jugando la credibilidad de tu Marca Personal.

Al afirmar algo que es falso (a sabiendas o no) estás disparándote a tus pies. Y en un mundo en el que todo se sabe, eso puede acabar con tu prestigio.

NOTA:

Esta semana, Claudio y yo hablamos en Street Personal Branding sobre consejos y errores a la hora de crear un blog para posicionar tu Marca Personal.

Compartir esta publicacion