Estándares, con un sistema se vive mejor

Quizás se deba a que me gusta entender como funcionan las cosas. Puede que necesito un método para no depender de como me haya levantado cada día. O puede que me sienta más tranquilo si, al hacer algo, sigo un procedimiento. Como, por ejemplo, vamos a explicar Claudio y yo en el Curso de Marca Personal en Madrid que hemos creado.

Lo cierto es que en todos los trabajos que he realizado y en todos los puestos que he ocupado, he tratado de encontrar las piezas que se repiten y que me permiten ser más eficiente y centrarme en cuestiones más importantes.

Vale, ya sé que esto te suena a convertir lo que hacemos en algo mecánico y a eliminar el alma de las cosas. Quizás pienses que, al hacer algo, de forma sistemática, reducimos los grados de libertad. Sin embargo, yo creo que es justo todo lo contrario.

Cualquier deportista, soldado, escritor, seductor o profesional de cualquier tipo, sigue un método… aunque ni siquiera se dé cuenta.

De hecho, seguro que tú, también sigues métodos, protocolos y sistemas de los que no eres consciente. Desde que te levantas hasta que te acuestas, cuando preparas un viaje o tomas cualquier decisión, hay una serie de pasos más o menos conscientes o inconscientes que repites.

Lo que yo te propongo es que trates de encontrar esas pautas que aparecen siempre. Como te digo, la intención de todo esto no es que te conviertas en un robot sino que, en primer lugar, seas consciente de lo que haces y, en segundo lugar y más importante, tomes decisiones para mejorarlo.

Además, cuando tienes claras las rutinas y subrutinas que aparecen en tu día a día y las interiorizas, puedes centrarte en lo importante. Y ahí es donde debes echar el resto.

Tener claro como realizas una y otra vez tu trabajo te permite transmitir ese conocimiento a otros, te facilita tomarlo como punto de partida para mejorar constantemente, incluso lo puedes convertir en un Proyecto Paralelo con el que monetizar. ¿Crear un curso? ¿Escribir un manual? ¿Explicarlo en un taller o seminario?

Tener unos estándares genera confianza porque lo que haces es más fácilmente reproducible de forma consistente. Si has encontrado una forma de hacer que algo funcione bien una y otra vez, eso genera credibilidad.

Un sistema no debería ser una forma de acomodarte o dormirte en los laureles, sino una herramienta para innovar. Constantemente deberías preguntarte, ¿qué puedo cambiar en este proceso?

Y si, estamos hablando de personas, no de llevar a alguien a Marte o montar una cadena de restaurantes de comida rápida.

Como profesional en transición, seguro que sigues una rutina. Preparar Currículos, conectarte a plataformas de empleo, aprender algo nuevo,… Lo que debes hacer es tener claros esos elementos que se repiten y ver de qué modo puedes hacerlo mejor, eliminando, añadiendo o cambiando algo.

Como profesional libre, quizás todo esto es más obligado que en otras situaciones porque cada día tenemos que construir nuestra forma de trabajar. Creo que uno de los errores más perjudiciales que podemos cometer los que vamos por nuestra cuenta es confundir no tener jefes con no tener claro lo que debemos hacer.

Como profesional por cuenta ajena, posiblemente tu trabajo sea el que más se ajuste a unos protocolos. Lo interesante es que seas tú quien empiece a definir los tuyos propios. Quien sabe, quizás esa sea tu mejor herramienta de Marketing Personal para convertirte en imprescindible (o casi).

Si te fijas, muchos de los expertos que conocemos han desarrollado sus propios Estándares, Sistemas, Métodos o Protocolos. Desde GTD de David Allen hasta Jeff Walker con sus métodos de lanzamientos de productos pasando por como dejar de fumar de Allen Carr u ordenar tu casa de Marie Kondo.

Y eso es lo que yo llevo desarrollando desde que empecé con todo esto. Por eso te hablaba en el post anterior del PANEL, MOSAICO o TABLERO de Estrategia Personal. Para mí ha sido enormemente útil saber que lo que hago tiene sentido y orden.

Lo que te propongo es que empieces a pensar de qué modo puedes sistematizar primero y mejorar después aquello que haces. Si lo unes a la práctica y al entrenamiento, te aseguro que estarás por encima de muchos otros supuestamente más listos que tú, pero que cada vez que hacen algo, empiezan de cero o casi.

Curso de Marca Personal en Madrid

Por cierto, como te decía al principio, a partir de este mes tienes la oportunidad de conocer y aplicar el Modelo de Branding Personal que hemos desarrollado.

Lo que hemos creado es una forma ordenada y muy intuitiva de potenciar tu Marca Personal. Aquí tienes información por si te interesa.

Compartir esta publicacion