Blog, mucho más que visibilidad

Me dice WordPress que este es mi post número 1.892. Así que, llevo publicando algo más de dos artículos por semana en este blog desde el año 2004. Y cuando hayan desaparecido todas las Redes Sociales, espero seguir escribiendo en esta “mi casa” virtual.

Habrá quien diga que las fotitos de Instagram son lo más, que ya nadie lee o que los blogs no tienen futuro… aunque eso lo vengo oyendo desde que empecé con este.

Pero lo cierto es que los blogs son, probablemente, el último refugio de lo que algunos idealistas soñaron que sería Internet. Un lugar de debate, de exposición de ideas más o menos razonadas, de reflexión, pero también de acción, de texto, de imagen fija y también en movimiento.

Por cierto, a quienes se empeñan en hacer “hilos” en Twitter o llenar de texto las fotos de Instagram, les recuerdo que eso es lo que venimos haciendo en los blogs desde el principio pero de una forma más elegante y legible.

La gran preocupación de quienes no han empezado a escribir un blog, pero les convenzo en mis cursos de la utilidad de hacerlo, es conseguir muchos lectores.

Yo siempre les digo que el lector de blog es más exigente y crítico porque de él/ella se requiere un esfuerzo mayor. Así que, los números difícilmente serán como los de IG o TW, (ni puñetera falta que hace) en los que basta con saber mover el pulgar.

Pero lo más importante es que tener y, sobre todo, mantener un blog tiene unos efectos colaterales que van más allá de la visibilidad.

Tener un blog te ayuda a desarrollar cualidades y habilidades

Cada vez más, se tienen en cuenta habilidades de los profesionales a la hora de solicitar un trabajo. Se trata de capacidades que hemos ido adquiriendo a lo largo de nuestra vida, que hacen que seamos más atractivos para las empresas o clientes.


Por tanto, todo aquello que aprendamos al escribir en nuestro blog, podremos ponerlo en práctica también en futuros trabajos o incluso en cuestiones personales de nuestro día a día.

Publicar en tu blog te proporciona un feedback instantáneo

El hecho de transmitir tus ideas, por locas que parezcan, a un público abierto y diverso te puede dar algunas pistas sobre la viabilidad de tus propuestas.

Aunque la decisión final es siempre tuya, mis lectores/amigos me han ayudado en numerosas ocasiones a mantenerme centrado o a resolver algunos dilemas que me he ido encontrando.

Un Blog te ayuda a generar credibilidad

Te ayuda a generar confianza al mostrar de un modo directo y cercano lo que puedes hacer de forma consistente. Te ayuda a conseguir que la gente te recomiende y te promocione y eso genera confianza.

Hasta que escribas un libro, un blog es la mejor herramienta para exponer tus cualidades.

Te permite mantener el control de tu información

Tienes el control. Si tienes tu propio dominio y hosting tienes el control y puedes hacer lo que quieras con tu contenido sin preocuparte de lo que decidan otros sobre lo que puedes publicar y lo que no, como ocurre con algunas plataformas como Facebook.

Un blog existe mientras quieras sin depender de otros (red de blogs o Redes Sociales) que pueden desaparecer en cualquier momento.

Es flexible. Puedes publicar lo que más te convenga, cuando te interese y con la frecuencia que prefieras.

Tu blog es el mejor CV

Puede conseguir interesar a más gente que un montón de CVs porque la gente que quiera conocerte va a encontrar con regularidad lo que piensas, lo que sabes, lo que haces o lo que has conseguido.

Te ayuda a clarificar tu forma de pensar

Muchas veces no consigues poner orden a tus ideas hasta que has escrito un post sobre ellas. Te lo digo por experiencia. Te permite aprender más sobre ti y sobre como ayudar a los demás.

Te obliga a responsabilizarte de lo que dices y haces

Somos responsables de nuestro blog y de lo que decimos y hacemos con él. Nos obliga a ser consecuentes y cumplir tareas, horarios, etc.

Tenemos la responsabilidad de no fallarnos a nosotros mismos ni a los lectores que nos siguen.

Y, como he dicho muchas veces, la responsabilidad es uno de los pilares del Branding Personal

Desarrollar el hábito de planificar y organizar

El tiempo es oro, así que es esencial planificar y organizar tareas, horarios y objetivos para poder tener todo bajo control y realizar las acciones definidas en los plazos de tiempo y de la forma más perfecta posible. Sin planificación nuestro blog será un caos y nos supondrá una constante pérdida de tiempo.

Perseverancia y constancia

Por muchas veces que se nos quiten las ganas de continuar con el blog al no ver resultados, una bitácora implica tenacidad y paciencia, ya que los resultados no se obtienen de un día para otro, sino que son fruto de un trabajo diario.

Es tu principal centro de comunicaciones

El blog es el conector principal. Es el sitio desde el que salen y al que deben llegar el resto de las herramientas de tu plataforma.

Es el centro neurálgico de la estrategia de comunicación de tu Marca Personal. Es el mejor escaparate para mostrar tu trabajo, tus logros y tus cualidades

Puede llegar a convertirse en plataforma de referencia para tu sector.

Y recuerda,

Los viejos blogueros nunca mueren

Para saber más

Compartir esta publicacion