Estrategia Personal, esos palabros que acaban en -ing

La semana pasada recibí dos libros de dos buenos amigos.

El primero, Los cuatro escalones, está escrito por mi colega y amigo Jordi Collell. A diferencia de otros libros teóricos sobre Branding Personal, Jordi plantea el proceso de descubrimiento y desarrollo de una Marca Personal narrando la historia y la evolución de un profesional.

El segundo libro, titulado Cuarto y mitad de contactos, de muy buen amigo Juan Martinez de Salinas, es un manual completísimo y muy útil sobre la gestión de las relaciones personales y profesionales y el Networking.

Te recomiendo ambos porque, aparte de la calidad de sus contenidos, conozco la trayectoria de ambos y sé que saben de lo que hablan.

Branding, Networking. Ambos términos tienen algo en común, el -ING, el gerundio, acción, estrategia, planificación. En un caso se trata de manejar las palancas que nos van a permitir dejar una huella. En el otro nos va a ayudar a “tejer”, mantener y desarrollar una red de contactos.

Una estrategia facilita las cosas

Aunque a algunas personas, eso de preparar y planificar algo para conseguir ciertos objetivos, les parece que les quita espontaneidad, naturalidad y autenticidad, creo que es justo lo contrario.

Como decía en algún post anterior, el hecho de preparar la forma en que vas a desarrollar tu red de contactos, nos puede facilitar mucho la vida a quienes no tenemos esa cualidad de forma natural.

Cuando no sabes ni como empezar a posicionarte en tu entorno, una estrategia de Marca Personal va a eliminar muchas barreras mentales y te va a proporcionar el empuje que te falta para empezar.

No confundas el proceso con el resultado

Durante mucho tiempo, al buscar Marca Personal en la Wikipedia aparecía algo como “Marca Personal o, en inglés, Personal Branding”. Como desgraciadamente dospuntocerolandia es el reino del cortipega, seguirás viendo esa definición en muchos posts.

Pero la Marca Personal, la huella que dejamos, es el resultado de un proceso que denominamos Branding Personal o Personal Branding. Y quienes nos dedicamos a esto, llevamos años desarrollando y puliendo modelos para que el método sea lo más eficiente posible.

Objetivos y palancas

Una Estrategia Personal se compone básicamente de dos elementos: Objetivos y Palancas.

Es decir, que si queremos llegar a un punto B (Objetivo) desde un punto A, tendremos que tocar ciertas teclas o mover algunas palancas del mismo modo que haría un piloto que está llevando un avión.

¿Qué vas a modificar, añadir, eliminar, aumentar, reducir, cambiar, mantener,… para acercarte a tu meta? Las respuestas que vayas encontrando definirán tu estrategia.

Puedes aumentar tu visibilidad creando un blog. O puedes reducir el tiempo perdido con contactos inútiles. O puedes cambiar una herramienta que ya no te sirve de nada.

El Networking, el Branding y otros conceptos acabados en -ing, tratan precisamente de tomar decisiones sobre lo que vas a hacer y, especialmente, sobre lo que vas a descartar (que posiblemente es lo más difícil).

Tanto Juan como Jordi, cada uno en su libro, explican cuales son esos elementos, palancas o botones que debemos pulsar para convertirnos en referentes o para desarrollar nuestra red.

Un ejercicio interesante que puedes hacer es crear una lista de 10 elementos sobre los que vas a actuar y lo que vas a hacer con ellos.

Hacer sin planificar es una pérdida de tiempo y energía

No hace falta ser Sun Tzu, el de El arte de la guerra, para diseñar estrategias. Se trata “simplemente” de que te pares, pienses un poco y, a partir de ahí, actúes.

Como dijo alguien,

“Suerte es lo que le pasa a la gente con metas claras y planes de acción detallados”

Y de eso se trata exactamente, de aumentar las probabilidades de éxito manejando las variables sobre las que tenemos más control. ¿Nos asegura eso que vamos a conseguir lo que queremos? De ninguna manera, por eso hay que desconfiar de quienes te prometen el cielo. Sin embargo, al preparar un plan, vas a prever obstáculos, vas a identificar los recursos que necesitas, las personas que debes conocer o las tareas que debes delegar o eliminar.

Como dicen los de Queen en Play de Game

It’s so easy when you know the rules.

El posicionamiento personal no es algo que puedas dejar al azar, debes tomar todas las piezas y combinarlas de una forma inteligente y eficaz. La estrategia genera confianza porque te ayuda a ser más coherente, consistente y previsible.

La Estrategia sin Acción no es nada

Es muy fácil obsesionarse por planificar y quedarse paralizado, te lo digo por experiencia. Todo esto que te cuento está fenomenal pero hay que pasar de las musas al teatro.

De nada te sirve conocer todos los trucos, métodos y sistemas que te cuentan Juan y Jordi en sus respectivos libros si no te levantas y actúas.

Los que consiguen cosas no son los que se pasan la vida planeando ni quienes actúan sin ton ni son. Sino quienes combinan ambos factores. Así que léete estos libros y, en cuanto acabes, te levantas y pones en marcha lo que te cuentan.

Para saber más

En este post es sencillo

Compartir esta publicacion

1 Comentario

  1. Me ha encantado la definición de suerte. Un post sin desperdicio, gracias por compatirlo.

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.