Responsabilidad, ¿quieres ser libre? Asume tus decisiones

Pincha aquí si quieres más información sobre mis cursos

Suelo repetir siempre que puedo que el principal beneficio de desarrollar una Marca Personal potente no es el dinero, ni tener muchos seguidores, ni ser popular. El Branding Personal tiene un propósito muy concreto, la LIBERTAD.

La explicación es sencilla. Si te posicionas como una persona/profesional que destaca positivamente por algo, es más probable que te busquen y que te elijan en lugar de ser tú quien esté llamando puertas.

Por lo tanto, vas a aumentar tus opciones de escoger, vas a tener más alternativas. Y eso implica más grados de libertad. En lugar de tener que aceptar un trabajo que detestas, estar con un grupo de gente que no te gusta o participar en proyectos que no van contigo, vas a poder optar por un número mayor de alternativas. Y eso te hace más LIBRE.

Pero si te fijas, en todo lo anterior aparecen términos como Elegir, Escoger, Decidir. Y eso implica tomar decisiones. Decisiones que tienes que tomar tú y no otro y asumir las consecuencias de lo que suceda al tomarlas. Eso se llama RESPONSABILIDAD.

¿Por qué es tan duro esto de desarrollar una Marca Personal? Pues porque te obliga a decidir por ti y cargar con los resultados positivos o negativos de hacerlo. Y eso puede atragantar a muchos. Quizás por eso, a la hora de la verdad, mucha gente prefiere que le den órdenes, aunque no le gusten, tanto en el plano privado como en el profesional.

Dejar que otros decidan y piensen por ti es más cómodo pero la huella que dejes no será la tuya sino la que otros definan. Serás una marca blanca de una o, lo que es peor, una macedonia de marca basada en los intereses, paranoias, deseos, e intenciones de muchas personas (excepto tú).

La Marca Personal se basa en la responsabilidad individual, si no la dejas, te la dejan.

La Estrategia Personal es un proyecto individual

Definir objetivos, asumir responsabilidades, tener ideas, soñar, escoger aquello que te apasiona, son factores y aspectos que dependen de ti y que no puedes delegar en otros.

Un proyecto de Branding Personal es algo que depende únicamente de ti y que debes asumir, gestionar y trabajar tú y sólo tú. Eso no significa que no colabores y te apoyes en otras personas. Lo que no puedes ni debes haces es esperar que otros te digan lo que tienes que hacer o qué metas debes alcanzar.

Cada persona debe escribir la obra que quiere representar y el papel que quiere interpretar.

Tener una Estrategia Personal es asumir tu poder sin esperar a que te lo den

Hoy se utiliza mucho esa palabra tan cursi de “empoderar”, pues bien, lo que llevo diciendo desde hace quince años es que tenemos las herramientas para asumir nuestra parcela de poder… si es que estamos dispuestos a ellos.

Eso de “empoderar” siempre suele estar asociado a otras personas. Parece que son otros (gobiernos, asociaciones, medios de comunicación, seguidores de Redes Sociales,…) quienes nos deben dar ese poder. Yo creo que ese es un error porque ya estamos poniéndonos en manos de otros, que es justo lo contrario de lo que se pretendía.

El poder no te lo da nadie. Lo coges tú. Por eso, este concepto disgusta a aquellos que sacrifican la libertad individual frente al poder del grupo.

Se habla mucho de “tomar las riendas de tu vida”, pero me encuentro a muy pocas personas que pasen de la teoría a la práctica, del deseo a la acción. Al diseñar tu propia Estrategia Personal, asumes tu poder, adquieres ventaja sobre los que simplemente sobreviven y se dejan llevar.

Tendrás más opciones de éxito cuantas más decisiones tomes

Cuantas más opciones propias generes, más posibilidades tendrás de fallar, pero también de conseguir tus objetivos.

Si dejas que sean otros quienes diseñen tu plan y escojan tus metas, estas tendrán poco que ver contigo y no serán tan numerosas como las que tu escogerías. Tus jefes, tu familia, tus amigos, te propondrán cosas que ellos consideren que encajan con el “papel” que te han asignado y eso te limitará tus posibilidades de probar… y equivocarte.

Lo quieras o no, tengas el tipo de contrato o de relación que tengas, todos vamos por la vida por cuenta propia. Somos profesionales/personas autónomas. En cuanto piensas que trabajas para otros, que tu jefe/pareja/padres/colegas tienen el poder sobre tu futuro, estás perdido.

No me preguntes por tu objetivo

Con frecuencia me preguntan en mis cursos sobre los objetivos que debería tener una persona. Creo que muchos esperan que se lo diga yo. Pero eso y otras cosas la visión, la misión, la motivación, los valores es algo que debe decidir cada cual.

¿Que puede ser complicado? Por supuesto. ¿Que puede que nunca lo termines de tener claro del todo? También. Pero nunca, nunca deberías delegarlo ni culpar a los demás de las consecuencias de las decisiones que tomaste (o que no tomaste).

Para saber más

NOTA

Este fin de semana hemos celebrado nuestro quinto Personal Branding Lab Day. Ha sido genial. Pero todavía es mejor que puedas verlo cuando quieras.

Aquí tienes el enlace con todas las intervenciones. Personal Branding Lab Day

Y si quieres mi presentación, aquí la tienes


Compartir esta publicacion