Internet, ¿cuanto tiempo debo dedicar a lo dospuntocero?

Posiblemente uno de los mayores errores relacionados con la Marca Personal es considerar que esta depende de Internet, las Redes Sociales y lo dospuntocero. Y aunque he tratado de deshacer esa confusión en cada ocasión en la que he podido explicarlo, me parece que es una batalla perdida.

Si pensamos en el sobrecitado artículo de Tom Peters de Fast Company de 1997, nos damos cuenta de que Internet estaba empezando y que las Redes Sociales tardarían en llegar.

La Marca Personal existe antes de que se hablase de Marca Personal

Pero es que mucho antes de Internet, de Tom Peters o de que tu y yo naciésemos la gente ya estaba dejando su huella, su Marca Personal.

En este momento hay personas que están generando un impacto aunque no hayan usado un ordenador en su vida. Si durante esta cuarentena has leído algún libro de alguien que vivió hace décadas o siglos, esa persona está dejando su sello, su marca en ti.

Te cuento esto porque es un error centrar toda una Estrategia Personal en una parte de una parte de algo mucho más amplio y conectado.

En una Estrategia Personal puede mover varias palancas

Si te fijas en mi modelo de Estrategia Personal verás que hay algo más de una docena de elementos que creo que pueden abarcar todas las variables para gestionar un proyecto personal o profesional. Cada uno de esos elementos tiene, a su vez, otros subelementos.

Por ejemplo, lo que yo denomino PROPIEDADES, es la “materia prima” que tienes en tu “almacén personal”. Es decir, que incluye Conocimientos, Experiencia, Hábitos o Habilidades. Y así con todos.

Internet sólo es una parte de una parte de una Estrategia Personal

Dentro de la casilla de PROMOCIÓN, es decir, la parte de tu proyecto en la que vas a hacer visible lo que haces, hay subelementos que yo divido en varios niveles en función de la cantidad de personas a las que llegas.

Corto Alcance que incluye networking, reuniones, teléfono,… o cualquier situación en la que puedas tener un contacto directo con alguien.

Medio Alcance (conferencias, talleres, presentaciones) que abarca las ocasiones en las que puedes dirigirte a un grupo de personas físicamente presentes.

Largo Alcance (Internet, Medios de Comunicación, Libros) son los canales que te permiten llegar a más gente, pero cuya interacción se reduce.

Dentro de Internet tenemos herramientas de muchos tipos, desde la solidez del blog hasta la volatilidad y frivolidad de Instagram, desde Redes Sociales hasta plataformas multimedia.

Una Estrategia Personal implica gestionar adecuadamente tus recursos

Así que, como ves, Internet es sólo un elemento de un módulo de todo un proyecto de vida o de trabajo. Por lo tanto, dedicar un exceso de recursos a la visibilidad en La Red puede estar quitándoselos a otras palancas como el aprendizaje, la creación de una oferta profesional valiosa o la venta personal.

Por otra parte, debes entender que todos esos compartimentos no están aislados sino que tienen una relación.

Todas las variables están conectadas

Internet está incluido en el Módulo de Promoción.

Por ejemplo, ¿De qué te sirve tener una herramienta como YouTube si te da miedo ponerte delante de una cámara (PERSONA>Creencias)? ¿Para qué quieres tener un equipo técnico de última generación si no tienes nada que ofrecer (PRODUCTO>Oferta)? ¿Para qué quieres un Blog si no has decidido que vas a hacer con tu vida (PROPÓSITO>Objetivos).

A la hora de desarrollar una Estrategia Personal es necesario ver el panorama general y no obsesionarse por una parte simplemente porque es la que conoces, la que te gusta o la que está de moda.

Eso no significa que tengas que esperar hasta tener todas las casillas perfectas. En primer lugar porque este es un modelo vivo y siempre vas a tener o querer mejorar algo. En segundo lugar porque siempre, incluso hoy mismo, ya tienes algo en cada una de ellas. Se trata de que consideres este modelo como un panel de control en el que vas a ir haciendo ajustes, incluyendo, eliminando o mejorando cosas.

El uso de Internet depende de cada objetivo que definas

Así que, ¿cuánto tiempo debes dedicar a Internet? ¿qué herramientas debes utilizar? Pues supongo que esa respuesta ya la puedes dar tú mismo/a. DEPENDE de tu Estrategia Personal.

Cada canal tiene un tipo de audiencia (PÚBLICO>Clientes, Seguidores, Apoyos), así que los canales de comunicación que debes elegir son aquellos que te permitan llegar a ella de la mejor forma posible. ¿Instagram? Puede que si o puede que no. Quizás quedar a tomar un café con una docena de personas durante un mes tenga un efecto mucho más positivo que doscientos selfies en IG. O, quizás, si lo que haces es muy vistoso, IG puede ser un excelente canal que complemente a tu blog.

Creo que debemos acostumbrarnos a ver el panorama general y a gestionar nuestros proyectos personales y profesionales controlando y moviendo todas las palancas. Centrarnos en una sola de ellas porque la conocemos, la dominamos o nos encanta, puede ser un error si perdemos de vista a las demás.

Así que, Internet si, por supuesto, pero recuerda que debe encajar en tu plan y no convertirse en la pieza principal.


Compartir esta publicacion