Hábitos, la táctica del italiano

Esta semana conversaba con mi amigo Yago de Marta en un directo de Instagram sobre Estrategia Personal, Marca Personal y otros temas (lo puedes ver al final del post). Conozco a Yago desde que empecé a trabajar por mi cuenta y me pareció curioso que en varias ocasiones hiciese referencia a mi persistencia, consistencia o, dicho de otro modo, cabezonería para explicar los logros que he podido alcanzar durante estos años.

Creo que tiene mucha razón al explicar que una de las razones del éxito de cualquier proyecto es el de no rendirse, de aguantar, de mantener unos hábitos, rutinas y disciplina que te permita ir cubriendo etapas.

Lo he dicho aquí muchas veces, creo que la disciplina vence a la actitud, las rutinas vencen a la motivación. Los hábitos te hacen seguir adelante cuando todo lo demás empieza a fallar.

Dejar una Marca Personal sólida requiere tiempo, estrategia y consistencia

En mis cursos suelo bromear diciendo que yo a esa insistencia la denomino la táctica del italiano. Me refiero a esa especie de leyenda urbana que dice que los italianos ligan porque, además de sus encantos, son muy, muy insistentes.

Cuando se trata de desarrollar una Marca Personal sólida, es mucho más importante un goteo constante de ideas que refuercen tu posicionamiento durante meses o años que intentar producir un impacto positivo en cuestión de días o semanas. Esa es otra de las razones por las que la mayoría de la gente no se preocupa de su Marca Personal. La paciencia acompañada del trabajo constante y planificado no es algo que hoy tenga muy buena prensa.

El Branding Personal implica incorporar, gestionar y comunicar hábitos positivos de forma constante

Hay quienes piensan erróneamente que hacer algo para mejorar puede hacer que seas percibido como alguien falso. Pero es todo lo contrario. Todos podemos mejorar y si, eso nos va a cambiar, pero a mejor.

Como los hábitos pueden adquirirse, algunas personas consideran que es una especie de maquillaje de tu Marca Personal porque no forman parte de ti desde que naciste. Pero adquirir y desarrollar nuevos hábitos positivos no te convierte en alguien falso manipulador sino en alguien mejor. Es como meter más memoria en un ordenador o dar una capa de pintura a una casa. En el fondo sigues siendo el mismo, tu identidad no cambia, pero comportamiento mejora y el efecto que produces en los demás es mucho más positivo.

Los hábitos pueden adquirirse si estás dispuesto a trabajar duro y durante cierto tiempo

Puedes adquirir nuevos hábitos positivos si estás dispuesto a trabajar con paciencia y persistencia. Pero esto ya lo sabes y, cómo ves, es un elemento común que se repite a lo largo de todo el proceso de Branding Personal


Tus hábitos van a ayudarte a ser mucho mejor en lo que hagas

Seguramente has visto algunas películas norteamericanas en las que el héroe pasa una etapa muy dura entrenándose en los marines o en la academia de West Point y te habrás dado cuenta que repiten una y otra vez ciertos comportamientos, ejercicios y tareas hasta que consiguen actuar y reacciones casi sin pensar. Cuando eso ocurre significa que han interiorizado o adquirido un hábito y eso puede salvarles la vida.

Sin ponernos tan dramáticos, el hecho de que desarrolles ciertos comportamientos útiles y automáticos, pueden ayudarte a generar un impacto más positivo y fiable.

Por ejemplo, si adquieres el hábito de escribir todos los días una página explicando algo que has aprendido, con el tiempo lo harás casi inconscientemente y por supuesto muchísimo mejor que antes de empezar.

Recuerda que toda actividad que repites y repites se convierte finalmente en un nuevo hábito.

Desarrollar hábitos positivos refuerza tu Marca Personal

Aunque la Marca Personal a menudo la explico en términos de estrategias y tácticas, como optimización del SEO, utilización de nuevas herramientas de redes sociales, la esencia del éxito personal de tu huella radica en tus hábitos personales.

Hábitos como la administración del tiempo, la planificación antes de actuar y dejar tiempo para editar sus contenidos antes de compartirlos, al final, son más importantes.

Para hacer cualquier cambio en la vida, la forma más fácil es desarrollar un nuevo hábito

Si quieres escribir un libro, debes crear el hábito de escribir. Si deseas correr una maratón, tienes introducir el hábito de correr. Si esperas comprar una casa, no te queda otra que practicar el hábito de ahorrar. Tu vida se compone de tus hábitos diarios.

Sean cuales sean tus objetivos, hay hábitos que te ayudarán a lograrlos. Si piensas en tus metas en términos de hábitos, no te parecerán tan inalcanzables. Para tener éxito, sus hábitos diarios deben estar alineados con tu objetivo.

Como ves, soy un gran defensor de los hábitos, rutinas, persistencia y paciencia. Si hay una lección que he aprendido en los 53 años de vida que llevo en este planeta es que los que aguantan, resisten y persisten con un plan, acaban teniendo más éxito que los que todo lo basan en su inteligencia.

View this post on Instagram

Marca Persona: Libros y hábitos

A post shared by Yago de Marta (@yagodemarta) on

Compartir esta publicacion

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.