Tiempo. Necesitas metas, no horas

Esta semana estuve impartiendo un taller de Marca Personal a un grupo de Chefs jóvenes muy motivados. La profesión de chef está de moda desde hace muchos años. Programas tipo Masterchef, canales temáticos de cocina, cocineros estrella, incluso series de éxito como The Bear demuestran que es una profesión muy atractiva y con mucho potencial para desarrollar una Marca Personal.

Quizás es porque mezcla la creatividad y la gestión, la productividad y el liderazgo. O porque lo que hacen tiene unos resultados muy tangibles. El caso es que el mundo de la cocina, especialmente si es de alto nivel, tiene muchos elementos que pueden convertir a sus profesionales en individuos prestigiosos.

No se trata de que todos los profesionales relacionados con la restauración se conviertan en Ferrán Adrià o consigan una estrella Michelin. La Marca Personal lo que consigue es que seas alguien conocido y reconocido en tu sector por algún factor concreto, un tipo de cocina, un modelo de gestión o una forma de hacer las cosas.

La dificultad que me planteaban estos profesionales es una que se repite con frecuencia en todos los sectores, pero quizás en este un poco más por lo duro y exigente que es su trabajo. Me refiero al tiempo, a la falta de este.

Cuando fortalecer tu Marca Personal es tu última prioridad

Soy perfectamente consciente de que si llevas todo el día trabajando en una cocina, en un hotel o en una oficina, lo último que te apetece al llegar a casa es ponerte a escribir en un blog, grabar un podcast o meterte un webinario entre pecho y espalda.

Encima, en España apenas se respetan los horarios y, salvo unos pocos afortunados, la mayoría suele echar más horas de las establecidas. A eso súmale los tiempos de desplazamiento.

Así que sí, entiendo perfectamente ese comentario repetido y recurrente.

La buena noticia es que la Marca Personal no es algo que surja de la nada, sino que es el resultado de cada interacción. Así que, cada vez que alguien se comunica contigo o descubre algo sobre ti, tu Marca Personal cambia, se refuerza o debilita.

Así que, lo importante no es tanto conseguir visibilidad, no se trata de obsesionarse por el Marketing Personal sino de hacer las cosas de un modo más consciente.

El Marketing Personal no hace mejor tu Marca Personal, sólo la hace más conocida

Lo que puede implicar más tiempo en una estrategia de Marca Personal es la parte relacionada con la notoriedad y la visibilidad.

Especialmente ahora que hay una cierta obsesión por ser conocido gracias a las Redes Sociales, hay que entender que eso no es más que una parte de la Estrategia Personal y no siempre la más importante.

Siempre he defendido que los elementos más importantes de la gestión de la Marca Personal tienen más relación con el Propósito, los Objetivos, la Misión, los Valores o la Personalidad que con otros aspectos más técnicos.

Creo que lo más absurdo que puede hacer un profesional es tirarse a la piscina del Marketing Personal y volverse loco echando horas en todas las redes y plataformas sin una motivación y un propósito concreto. Eso si que es perder el tiempo.

Sin embargo, si parte de ese tiempo escaso del que dispones, lo has dedicado a pensar donde quieres llegar y por qué, entonces no vas a necesitar echar tantas horas, simplemente deberás aprovechar mucho más las oportunidades disponibles.

No todo el mundo necesita ser famoso

Me comentaban estos chefs que, en su sector, es muy habitual cambiar de empresa y suele haber mucha rotación porque funciona mucho el boca-oreja. Así que, salvo que quieras convertirte en una estrella mediática (que podría ser), su Marca Personal puede desarrollarse en un nicho muy localizado. Y para eso no hace falta echarle horas a las redes o a otros canales más tradicionales.

No digo que puedan olvidarse de darse a conocer, lo que les sugiero es que, sin prisa pero sin pausa, vayan creando un sitio profesional propio con WordPress, por ejemplo. Y quizás, y en función de sus gustos y sus objetivos, elijan algún otro canal que les permita demostrar su valor.

Pero como digo, en el sector de la restauración o en cualquier otro, se puede ir desarrollando una Marca Personal sin tener que dar un giro a tu vida.

Puedes ir puliendo tu forma de presentarte, puedes intentar tener más vida «social» en el trabajo, en lugar de esconderte en tu cubículo, puedes intentar comer cada día con gente distinta.

Toda la vida, los gurús norteamericanos de autoayuda nos han dicho que podrías escuchar audiolibros en tu trayecto al trabajo. Lo que ocurre es que en España eso no ha cuajado demasiado… hasta ahora. Hoy hay montones de podcasts que puedes ir escuchando en tus ratos libres.

Así que, aunque la Marca Personal se ha asociado en exceso, en mi opinión, con la visibilidad y con los números en Redes Sociales, lo que implica mucho tiempo y trabajo, hay que entender que se puede dejar una huella profunda y ser conocido y reconocido, simplemente manejando de una forma más planificada y consciente lo que hacemos sin pensar.

Por lo tanto, el problema no es el tiempo sino la forma en que actuamos en cada uno de los minutos del día.





Compartir esta publicacion

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.