Pinocho y la Marca ZP

Ayer estuve viendo la entrevista que hicieron a Jose Luis Rodriguez en la Cuatro. Mi interés era sobre todo profesional. Quería saber si podía dar respuesta a las preguntas que me hice hace un par de años en el análisis de la Marca ZP.
Aunque intentaré ser lo más objetivo posible, he sacado algunas conclusiones que pueden ser discutibles.

Antes de empezar, diré que ayer recordé una sensación que no tenía desde hace muchos años, desde que vi Pinocho.
Ese cuento siempre me ha parecido deprimente, tétrico, sordido, patético y muy extraño.
Pinocho es un personaje desobediente, ladronzuelo y embustero que siempre ha querido ser más de lo que es y que lo consigue gracias a una intervención inesperada de su hada madrina pero no sabe aprovechar su oportunidad.
Siempre va acompañado de un bichejo (PPito Grillo) con las ideas claras pero un poco pesado. Le dice que no vaya con los malos, los que le prometen que si hacen lo que dicen será todo maravilloso. Pero él va a la suya y siempre tiene que ir tapando sus mentiras, aunque su nariz le delata.

Desde el punto de vista de la Marca Personal creo que encontré las respuestas a muchas de mis inquietudes.

  1. Objetivos: Creo que a estas alturas, se puede afirmar que el objetivo del presidente Rodriguez ha sido siempre ganar las elecciones. Su comportamiento durante la entrevista y durante la legislatura ha sido siempre el de una persona que tiene que demostrar que puede conseguirlo en circunstancias normales. La repetición constante a la oposición de que no han sabido perder, no es más que la transferencia de sus propias dudas. Pensaba que tenía la baza definitiva pero todo indica que la ha perdido.
  2. Identidad: En todo momento estuvo hablando en primera persona. Yo, mi, me, conmigo. «Lo que yo pienso», «Mis valores», «Mis firmes creencias»… El gobierno está desaparecido. Incluso su periodista de cámara se lo tuvo que decir. Rodriguez ha decidido actuar por su cuenta y riesgo y convertir la legislatura en un apéndice de su personalidad. Desde el punto de vista de Marca Personal es estupendo. Para un gobernante puede ser terrible.
  3. Responsabilidad: Para una Marca Personal, la responsabilidad (Capacidad existente en todo sujeto activo de derecho para reconocer y aceptar las consecuencias de un hecho realizado libremente) es uno de sus pilares. La capacidad de tomar tus propias decisiones sin culpar a otros es imprescindible. En el momento que delegas a otros las consecuencias de tus actos, estás debilitando tu marca. En todo momento, el presidente estuvo culpando a unos y a otros de una decisión personal. La oposición ha podido ser molesta, incluso impertinente, pero en ningún momento le ha impedido hacer lo que el presidente decidiera.
  4. Valores: Creo que ZP tiene unos valores tan claros como sus objetivos. Sus prioridades las ha ido demostrando a lo largo de la legislatura. Creo que su historia personal ha definido su personalidad y sus valores. Esto es muy importante para una Marca Personal. El problema surge cuando la importancia que da a determinados asuntos no coincide con los de gran parte de los ciudadanos. En el fondo esto es lo que se vota en unas elecciones (o lo que marca una decisión de compra). A un producto o a un representante político se les elige en función de las expectativas que depositamos en ellos de que van a defender mejor lo que consideramos importante. En la entrevista de ayer confirmó lo que ha ido predicando desde que alcanzó el poder. Hará lo que sea necesario para defender sus ideas.
  5. Conciencia: Saber en que situación estás en cada momento es vital para una marca, personal o comercial. La forma de actuar ayer, me indica que Rodriguez no es consciente (Que siente, piensa, quiere y obra con conocimiento de lo que hace) de lo que ocurre y posiblemente nunca lo ha sido, al menos en lo que a terrorismo se refiere. Sus valores unidos a un desconocimiento de la forma de actuar de las bandas terroristas le han hecho tomar muchas decisiones equivocadas.
  6. Competencia: ¿Hasta que punto es competente nuestro presidente? Yo soy muy crítico con los políticos en general porque creo que es el único oficio para el que no se exige ninguna formación. Ayer ZP dió muchas muestras de un nivel formativo muy reducido. La forma de construir las frases o la utilización de un vocabulario simple o equivocado («¿Abovinable?«, 2 veces) indica una debilidad cultural importante o problemas con el área cerebral del lenguaje. En muchas ocasiones ha mostrado lagunas importantes en asuntos básicos. ¿Como se pueden tomar decisiones que afectan a las relaciones internacionales si se desconoce la historia?
  7. Emociones: Creo que una marca es emoción, debe transmitir pasión más allá de la utilidad. Ayer vi a un presidente emocional, pero las emociones hay que gestionarlas. En todo momento se le vió crispado, con ganas de revancha y de culpar a otros. Perfecto, este es un mecanismo que hemos heredado de los dinosaurios y que puede ser útil en un momento de peligro, pero no cuando se preside un gobierno. Cuando se le preguntó por las opiniones de cierta cadena de radio, me pareció ver a Chavez cerrando la RCTV. No se que pensareis vosotros pero su expresión y su tono, daban miedo.
  8. Comunicación: Lo importante no es lo que dijo (lo siento Alberto) porque ya lo hemos oido muchas veces. Lo preocupante fué como lo dijo. El tono, los gestos, el ceño fruncido, los labios apretados, la dirección de la mirada o la cabeza torcida contaban más que sus palabras. Decía una cosa pero su lenguaje no verbal expresaba la contraria. No hace falta una nariz creciente para detectar una mentira.
    Su incapacidad para terminar de hablar o para contestar con frases cortas son sintomas de nerviosismo, de ideas confusas o de mentira.
  9. Estrategia: Esta entrevista es para analizarla segundo a segundo, pero en algún momento tengo que cerrar este post. Así que terminaré con un dato que muestra todo lo anterior. Cuando se le preguntó sobre su programa de gobierno para los próximos meses, ¿habló de la vivienda? ¿de la inmigración? ¿del paro? No, nada de eso, dijo que se centraría en el Cambio Climático. ¿Que dice eso de sus valores? ¿De sus emociones? ¿De su conciencia? ¿De su competencia? ¿De su responsabilidad?…




Compartir esta publicacion