Mercadona y estrellas que miran estrellas

Este verano me lo estoy tomando con calma. Hacía varios años que no podía desconectar y por fin puedo tomarme un respiro. Como mi trabajo no es muy ortodoxo, no puedo decir que esté de vacaciones, pero estoy haciendo algo que no puedo hacer en otros momentos, pensar y dejar que se sedimenten muchas ideas que están flotando en mi cabeza.

Sin embargo, el mundo no se para y estos días he visto dos noticias relacionadas con mi negociado que me han alegrado bastante.

Employer Branding (del de verdad): Hay muchas empresas que se creen estupendas por anunciar que son solidarias por chorradas como sustituir el papel higiénico normal por reciclado o porque consideran que el metano producido por sus directivos tras una comida de empresa es una fuente de energía olorosa pero limpia. Eso sí, luego se gastan una millonada en publicitarlo como medidas por un desarrollo sostenible en papel satinado.

Sin embargo, desde hace años conozco una empresa que hace cosas de verdad, Mercadona. La semana pasada leí que apoyaba a sus empleadas embarazadas. Seguro que alguien sacará fallos a esta empresa, es inevitable cuando se trata de una organización grande. Pero mi experiencia como Jefe de Producto de la competencia y los comentarios que recibo de familiares que trabajan en ella, me confirman que esta es una Gran Empresa.

Personal Branding: Creo que el mismo día que leí la noticia anterior, me enteré de que Brian May acababa de presentar su tesis en Astrofísica, después de 30 años de comenzarla. Creo que he dicho aquí que, en cuanto a música, yo me quedé en los 80 y que Queen era uno de mis favoritos. Siempre he considerado que May y sus amigos tenían algo especial y el tiempo me lo ha ido confirmando.

Esta noticia me sirve para poner la guinda en el debate sobre la especialización que manteníamos hace unos días. May ha demostrado que una persona no es plana sino que el ser humano es capaz de combinar el arte y la ciencia, la inteligencia y la diversión. Ser un gran músico, o lo que sea, no elimina el resto de tus características como persona. Posiblemente el guitarrista podría haber llegado a ser un gran astrónomo si las circunstancias hubiesen sido distintas. Supongo que en ambos casos se combina la creatividad, la imaginación, la destreza con los instrumentos. Las matemáticas y la música no son tan diferentes. Eso es lo importante, esa es la autentica especialidad de Brian May.

Por eso, creo que en este caso, lo importante no es que mires a las estrellas o que seas una de ellas. Lo fundamental es que sepas de donde viene tu talento y lo utilices en lo que consideres apropiado, arte, ciencia, negocios, o todo a la vez.





Compartir esta publicacion