Duro SI, dificil NO

Sigo en plena gira de Marca Personal. Trabajo, trabajo, trabajo. Y me encanta. Supongo que no diría lo mismo si trabajase para otro.

Una vez más, estaré impartiendo un curso durante el fin de semana. Y la próxima semana, igual. El cliente manda.

Lo repito, no hay atajos para conseguir los objetivos.

Por mucho que se escriba sobre las fórmulas secretas del éxito o los trucos para conseguir lo que deseas en una semana, la auténtica clave es conocida desde hace siglos pero «No te quieres enterar ye ye.»

No hay que ser un genio o una persona con una capacidad intelectual fuera de lo común para tener éxito. Lo que te ayuda (no te garantiza) a conseguir lo que quieres es algo que todos sabemos. Sangre, sudor, lágrimas, trabajo, persistencia, principios, organización, honestidad, tiempo, etc.

¿Es complicado? Para nada ¿Es duro? Si, mucho. Por eso actualmente hay tantos vendedores (y compradores) de remedios tan rápidos como inútiles. Y tantos programas que prometen que serás una estrella por llevar unos tacones y no caerte en la pasarela, hacer unos gorgoritos o unas pedorretas con el sobaco. O aún mejor, todo al mismo tiempo.

Una Marca Personal, una idea, un proyecto o un negocio no se pone en marcha de la noche a la mañana. Ya se que esto que digo no va a hacer que los clientes bloqueen mi teléfono, pero es lo que hay.

¿Es posible tener un golpe de suerte? Si, es posible.
¿Es probable que tengas un golpe de suerte? No, no lo es.

Os dejo este dibujo de Rajesh Setty que creo que refleja muy bien lo que digo.





Compartir esta publicacion