Marca Personal, Gestión de Calidad y blandiblub

Esta podría ser la continuación del post anterior en la que trato de abrir nuevas líneas de investigación en Personal Branding más racionales y menos dependientes «del observador». Parto de la base de que es posible y necesario encontrar formas simples de desarrollo personal y profesional partiendo de herramientas medibles, objetivas y abiertas.

Creo que los expertos en gestión de personas llevan demasiado tiempo complicando algo que en realidad es muy sencillo para seguir viviendo del cuento.

Aunque hablemos de personas, cuanto más lo pienso, más me voy orientando hacia la forma de pensar de los ingenieros, los técnicos o los científicos.

Hace unos días, en La Coruña, tuve una conversación con uno de los profesionales más interesantes e inteligentes que he conocido en los últimos tiempos. Se trata de Jose Antonio Martinez, Responsable de RRHH profesionales en PSA.

Jose Antonio es ingeniero pero nunca ha dejado de aprender (ahora estudia física) y me dió una lección sobre la forma en que se puede aplicar la mentalidad racional al desarrollo de profesionales y a la Marca Personal. Cuando me explicaba como utilizaba una mezcla de creatividad y racionalidad para organizar equipos solo me quedaba callarme y aprender.

Me decía, por ejemplo, que los principios de la Gestión de Calidad pueden ser muy útiles para el Personal Branding.

  • El objetivo de ambos es satisfacer al consumidor.
  • La falta de calidad genera inconsistencia y desconfianza.
  • Tanto la marca como la calidad se basan en las percepciones.
  • Ambos se basan en la innovación y la mejora continua.
  • Es necesario recibir información de lo que ocurre para mejorar el proceso.
  • Es necesario tener objetivos, planificar, controlar.
  • Facilitan la toma de decisiones al reducir la incertidumbre.
  • Se basan en el compromiso en la mejora.

Todos esos principios ¿No se podrían aplicar a Marcas Personales como Madonna, Tamariz o Pau Gasol?
Yo no soy experto en Gestión de Calidad, pero creo que hay mucho que rascar por esta vía en su aplicación a los profesionales.

Supongo que los que se llevan el gato al agua en este momento en el mundo de RRHH se echarán las manos a la cabeza porque esto desmonta gran parte de su chiringuito. Han confundido habilidades blandas (Soft Skills) con habilidades blandiblub en las que todo vale siempre que sea suficientemente ambiguo (talento, competencias, tocar tambores, etc.).

Pero claro, estos son los mismos que creen que un técnico es un friki-cabeza cuadrada, un joven es una persona sin valores y contratar a una mujer o a una persona mayor de 40 es un riesgo innecesario.
Son los que creen que un test psicotécnico es un método científico para valorar a un candidato porque te da un número.

Quizás sea el momento de pasar el testigo a otro tipo de profesionales con mentalidad más lógica y racional. Lo que no implica falta de humanidad o poca creatividad. Si estás leyendo esto es porque un grupo de fantásticas «Cabezas Cuadradas» ha sido capaz primero de crear, pensar, imaginar, soñar un sistema y luego poner en marcha un mecanismo que lo convierta en realidad. Son los técnicos los que han construido maravillas tan bellas como prácticas.

Pensar con lógica no es limitar a las personas, al contrario, es fijar las bases que luego te van a permitir ser libre. Internet es un producto de la racionalidad y nadie puede decir que sea un instrumento poco flexible.

Foto vía No Puedo Creer que lo hayan inventado.









Compartir esta publicacion