El material con el que está hecha tu Oferta Personal

Propiedades¿De qué estás hecho? ¿Qué tienes en tu inventario personal con lo que puedas crear algo valioso? ¿Cómo puedes combinar los elementos heterogéneos y aparentemente desconectados que has acumulado durante años?

Experiencias (buenas, malas, extrañas, sentimentales, desagradables…), conocimientos (académicos, vitales, emocionales,…), habilidades de todo tipo, hábitos,… Somos lo que somos como resultado de nuestra historia personal. Así que, cada acción, cada elección, tiene su lección.

Te cuento esto porque todas y cada una de las personas que he conocido durante estos años tiene una mochila cargada de herramientas útiles pero pocos son conscientes de ello. En los juegos de rol vas acumulando puntos y artefactos. En nuestra vida, que es el juego de rol más importante de todos, vamos subiendo niveles de aprendizaje. Pero como no tienes el inventario en una esquina de una pantalla parece que tiene que llegar alguien de fuera para abrirte los ojos.

BadChoicesMucha gente me dice que le gustan materias diversas, que ha aprendido cosas que no tienen que ver entre sí y que, por lo tanto, no todas son útiles y deben descartar alguna. Pues se equivocan. Precisamente ahí está la clave del asunto.

Si eres capaz de mezclar la poesía con las matemáticas, la programación en C con los cultivos hidropónicos o la capacidad de establecer relaciones personales con la facilidad para hacer unas ensaladas deliciosas, entonces podrás sobresalir. Simplemente porque nadie tiene la misma combinación de elementos que tú. Y si mezclamos 3 o más elementos y en distintas cantidades, entonces sí que se puede decir que eres irrepetible. Quizás tendría más sentido decir que cuando mueres, es cuando se rompe el molde.

Hemos caído en la trampa de la homogeneidad, de los profesionales clónicos, de las titulaciones a granel. Nos hemos dedicado a suavizar las aristas para que nos vean más redondos. Nos dicen que debemos ocultar las cosas que «no hay que poner en un currículo». Mientras tanto nos hemos olvidado de que lo que nos hace especiales o singulares no es una sola cosa sino ese terreno de aluvión que es nuestra mente, en la que se van apilando los aprendizajes, sensaciones y recuerdos.

Debemos dejar de ser acaparadores de información para convertirnos en creadores de nuestra propia oferta. Tenemos el Síndrome de Diógenes dentro de nosotros mismos. Parece que siempre nos falta algo. Quizás por eso nos pasamos el día mirando cosas en La Red. Agobiados por si nos perdemos algo o a alguien que nos puede cambiar la vida. Es la nueva ludopatía, seguir jugando a las Redes Sociales por si un día nos toca.

Pero lo que realmente nos falta son las ganas de sentarnos, poner sobre la mesa todo lo que nos hace ser lo que somos y empezar a mezclarlo, a combinarlo, a generar cosas nuevas, extrañas o incluso aparentemente ridículas. Hasta que las ponemos a prueba.

El Branding Personal no es más que la suma de muchas de las cosas que he aprendido a lo largo de mi vida. Un poco de Química, otro poco de Gestión de Proyectos, una pizca de Diseño de Productos, un chorro bien grande de Marketing, y unas cuantas cosas más cocinadas a fuego lento.

¿Qué tienes tú en tu trastero personal? ¿Qué cosas valiosas están cogiendo polvo en tu cabeza porque alguien te dijo que no servían para nada o que te quitases esos pájaros de la cabeza?

Para dejar huella no necesitas ser un erudito en un sólo campo sino ser capaz de encontrar las conexiones entre varias materias. Por eso, el que te gusten unas cuantas cosas no es una maldición sino todo lo contrario si sabes como construir algo tomando algo de cada una de ellas.

Lo importante es que elijas un tema central sobre el que construir tu proyecto profesional. En mi caso se trata de ayudar a las personas a aumentar sus opciones, a facilitarles herramientas para que nadie tome el control de su vida si ellos no quieren. Y alrededor de eso sólo tienes que ir colocando accesorios, «pluggings», elementos o ingredientes que has ido acumulando o que tienes a tu alcance. El nombre que le pongas es lo de menos.

Así que empieza decidiendo qué tema te gusta más (vale, aquí aceptaré eso tan cursi de que algo te apasione). A qué te gustaría dedicarte. Y luego haz como con Mr. Potato, simplemente vete colocando las piezas que ya tienes y haciéndote con las que te falten.

¿Suena demasiado sencillo? Pues no lo sé ni me importa, pero llevo mucho tiempo viendo como gente absolutamente increíble está desperdiciando su valor y su potencial porque se empeñan en ocultar o eliminar elementos útiles porque no han sido capaces de combinarlos. En lugar de eso se han empeñado a hacer loquesesupone que TIENEN que hacer porque todos lo hacen. Hoy tienes canales en los que expresar todo lo que eres y sus múltiples combinaciones.

Dice mi buen amigo Guillem Recolons que es la versión S. XXI de limpiabotas, porque le gusta trabajar para que los demás brillen. Siguiendo su ejemplo a mi me gusta verme como la versión S. XXI del chatarrero, porque me gusta encontrar pequeñas o grandes joyas donde otros sólo ven algo inútil.

NOTAS:

Hoy 28 de abril a las 10:00 estaré hablando de Estrategia Personal en ESSAT (Madrid). Es un evento abierto y gratuito. Si quieres apuntarte debes reservar tu plaza llamando al 913153955

El día 3 de Mayo estaré en el gran evento de Marca Personal que coordina Elena Arnaiz en Avilés. Nos vamos a juntar unos cuantos locos del Branding Personal. Es abierto, gratuito y muy interesante. Apúntate aquí.

El 12 de Mayo estaré en Bailén (Jaén) en la Feria de Activación de Empleo hablando de Marca Personal. Es un evento abierto y gratuito. Información, programa y formulario de inscripción aquí.









Compartir esta publicacion