Haz las cosas fáciles

Hace unos días leía una entrevista al antropólogo Richard Wrangham en la que hablaba de la maldad y la amabilidad en el ser humano. Entre otras cosas decía:

Si cogiera a 300 chimpancés que no se conocen y los encerrara ocho horas en un avión, muchos no llegarían vivos al destino. En cambio, los humanos conviven pacíficamente en un vuelo de larga distancia.

Curiosamente hace poco hablaba en un par de posts sobre la importancia de los buenos modales y del comportamiento correcto en las relaciones personales.

Hace tiempo que dejamos de utilizar la violencia para conseguir las cosas. Empezamos a aplicar reglas y normas para mejorar la convivencia. Y aunque en algunos momentos puedan parecer pasadas de moda o artificiales, lo cierto es que consiguen que la vida sea más sencilla en lugar de más complicada.

¿Qué tiene esto que ver con la Marca Personal? Pues creo que mucho.

Si la huella que dejamos está relacionada con el impacto que generamos con nuestro comportamiento, saber como interactuar con los demás, es fundamental.

Cuando hablamos de productos y servicios, solemos dar mucha importancia a la experiencia generada. Pues bien, cuando se trata de personas, también deberíamos tenerlo en cuenta.

Cada día me encuentro con gente maleducada, poco servicial o descuidada. Personas que, aunque técnica o profesionalmente puedan ser impecables, en el trato humano no llegan ni al aprobado. Individuos u organizaciones que, aunque ofrezcan proyectos económicamente interesantes, se convierten en algo insoportable.


Por otra parte, también conozco a gente, afortunadamente mucha más que en el caso anterior, que son capaces de superar la falta de recursos con una gran simpatía, una disposición casi infinita a echar una mano. Es esa gente que te lo pone todo fácil y con la que da gusto hacer cosas.

¿Con quién crees que tengo ganas de repetir experiencia?

Restaurantes, tiendas, asesores, empleadores, jefes, colegas,… Al final, es la forma en la que te tratan lo que hace que se establezca una conexión. Lo que deja un buen recuerdo y te anime a recomendárselo a otros.

Y también al revés.

Hace poco hablaba con un colega y buen amigo sobre algunos aspectos en el trato con las personas que no se ven cuando pones en marcha un proyecto. Como las cosas más sencillas se vuelven complicadas cuando no hay voluntad de ayudar. Evidentemente, la posibilidad de que mi amigo vuelva a repetir con quienes han puesto todo tipo de pegas, es mínima.

Hay pequeños detalles que pueden ser decisivos a la hora de ser tenido en cuenta que, al final es lo que se pretende con una Estrategia Personal.

La rapidez a la hora de responder o de cumplir con lo acordado

Si recibes un correo electrónico en el que te piden algún dato o alguna información sencilla y puedes responder con rapidez, hazlo. La impresión positiva que eso genera es tremenda.

En algunas ocasiones alguien me ha recomendado que retrase la respuesta para “parecer más importante” o algo parecido. Creo que es una estupidez.

También ocurre al contrario. Hay personas por las que participas en un proyecto que para ti implica un esfuerzo que no compensa materialmente. Y, aunque no buscas un reconocimiento por su parte, al menos esperas que cumplan con su parte del acuerdo sin tener, encima, que tener que perseguirles. Como es lógico, es poco probable que la experiencia se repita y, si alguien te pide referencias sobre la forma de actuar de esta persona, la respuesta está clara.

Facilita las cosas

Especialmente en el mundillo de las conferencias me he encontrado en algunas ocasiones con gente, alguna muy conocida, que desde el minuto cero han estado poniendo pegas a todo.

Algunas veces he pensado que tienen un cierto complejo de estrella del rock que espera que todo el mundo esté pendiente de sus caprichos.

Creo que no cuesta nada ayudar a reducir la tensión del momento. Los organizadores bastante tienen con que todo vaya bien como para atender tus chorradas.

Mi opinión es que hay que tratar bien a todo el mundo, especialmente a quienes suelen pasar desapercibidos. Y si hay que mover sillas o echar una mano con alguna cuestión técnica, pues se hace y punto.

Creo que en el mundo fluido y conectado en el que vivimos, es necesario y conveniente para tu Marca Personal el que te comportes como alguien con quien no sólo merece la pena trabajar sino con quien, además, apetece estar.

Y ojo, esto no va de ser supersimpático y extrovertido sino de tratar a los demás como te gustaría que te tratasen a ti.

NOTAS:

Esta semana tenemos en Street Personal Branding un vídeo en el que hablamos de la relación entre la Marca Personal y eso que ahora está tan de moda, la PASIÓN.

Pero, además, lanzamos nuestra web Street Personal Branding con un montón de contenidos e información sobre lo que hacemos. Y con alguna sorpresa si todavía te das prisa.

Alicante. Mañana 15 de Mayo estaré en mi querida ciudad de Alicante presentando mi libro Monetízate con dos tipos estupendos y muy generosos, Juan Carlos Cubeiro y Nico Castro. Será en Puerta Ferrisa (C/Jorge Juan, 21) a las 19:00 y con el respaldo de mi amiga Cristina MuleroGuzmán Martinez y la gente de Brandty. Puedes apuntarte aquí:
https://brandty.es/poderes-profesional-siglo-xxi/

Valencia. El 22 de Mayo estaré impartiendo un taller de Marca Personal en el Colegio de Economistas de Valencia. Aquí tienes la información por si te interesa.

Lo que me gusta de estas cosas es que es una excusa estupenda para conocer a gente interesante y desvirtualizar amigos. Así que, nos vemos allí.

Compartir esta publicacion