Medio Alcance, súbete a un escenario

Pincha aquí si quieres más información sobre mis cursos

Suelo decir que, si tuviese que elegir mis tres canales de comunicación para dejar una Marca Personal, estos serían, el contacto cara a cara o Networking, hablar en público y el Blog.

Posiblemente el que más miedo produce a mucha gente es el de ponerte delante de un grupo de personas para exponer tus ideas.

Sin embargo, y quizás precisamente por esa dificultad que implica, hablar en público genera un impacto muy potente en aquellos que escuchan a quien se atreve a abrirse sin ningún tipo de intermediario tecnológico.

Charlas, seminarios, “keynotes”, conferencias, ponencias, talleres,… las opciones para dirigirse a un grupo de personas como herramienta de visibilidad y notoriedad para reforzar tu posicionamiento son múltiples. Sólo tienes que elegir la que más te guste y ofrecerte a quienes quieran escuchar lo que tienes que decir.

Hablar en público se puede convertir en un Proyecto Paralelo

Si tienes algo interesante y valioso que contar, puedes convertirlo en un Proyecto Paralelo, en una fuente de ingresos alternativa que te genere ingresos que pueden llegar a ser muy importantes.

Seguramente estarás pensando que quién eres tu para contar nada a nadie. Lo bueno es que la inmensa mayoría de la gente piensa igual, además los miedos paralizan y, si no tienes la necesidad, ni siquiera te lo planteas.

Pero puedes creerme cuando te digo que contar cosas útiles a quienes lo necesitan no sólo es muy satisfactorio sino también rentable.

Hablar en público genera un efecto de bola de nieve

Habrá momentos, especialmente al principio en los que te darán la oportunidad de dar una ponencia o impartir un taller pero sin pagarte nada. Ese es un peaje que hay que pagar pero que genera resultados a medio plazo.

Por un lado vas a aprender. Y, si no vas a recibir un euro por tu intervención, se reduce la presión y vas a poder permitirte ciertas licencias y experimentos que luego podrás utilizar en otras ocasiones.

Hay momentos en los que, por el tipo de público que vas a tener (empresarios, empleadores, prescriptores, potenciales clientes,…), por la visibilidad del evento o por la posibilidad de aparecer en un medio de comunicación, consideres que hablar gratis es rentable.

Pero, como te digo, no conviertas la gratuidad en una regla. Si no defiendes tu valor, no lo hará nadie.

Hablar en público desarrolla tu red

Como te he dicho en otras ocasiones, yo soy un tipo introvertido pero no tímido. Eso significa que me es más fácil subirme a cualquier escenario para hablar de “lo mío” que relacionarme con otras personas una a una.

Pues bien, lo de las conferencias, ponencias o seminarios es una forma excelente y muy cómoda de extender tu red. Van a ser otros quienes se van a acercar a ti para incluirte en su grupo de contactos. Unos lo harán de forma presencial y otros a través de las Redes Sociales

Hablar en público genera confianza

Uno de los grandes miedos de los que no se atreven a dirigirse a un grupo de personas es que les echen en cara que no son los que más saben de un tema. Y es casi seguro que eso es así. Es muy raro que cualquiera de nosotros seamos los número uno del mundo mundial de algún tema.

Lo que ocurre es que no sólo se trata de saber mucho de algo sino de saber contarlo, de elegir lo importante, de que la gente no se duerma escuchando a una “eminencia” incapaz de comunicar sus ideas complejas.

Por eso, el hecho de atreverte a exponer tus ideas no te convierte en “gurú” de nada pero genera confianza. Ayuda a transmitir que, quizás no vas a aparecer en la portada del TIME como personaje del año pero puede que ayudes a cambiar y a mejorar la vida, la profesión o el negocio de alguna persona. No eres EL gurú, pero eres SU gurú.

Convierte una charla en, eso en una conversación

He leído muchos libros de Hablar en Público, especialmente de autores norteamericanos. Y reconozco que cuando ves a uno de esos ponentes famosos te das cuenta de lo profesionales que llegan a ser pero también me transmiten cierta frialdad, parece que están actuando.

Lo que he sentido después de estudiar todos esos libros ha sido más ansiedad y estrés que motivación para subir a un escenario. Son tantas reglas, normas, consejos sobre lo que hay que hacer y lo que NO debes hacer, que se te quitan las ganas.

Así que, cuando me surgieron mis primeras oportunidades de hablar en público (gratis) decidí que lo haría a mi manera. Podía cagarla o podía salir vivo. Afortunadamente ocurrió lo segundo. Y, a partir de ahí, vas mejorando.

Lo que tengo claro es que una conferencia o un seminario es una conversación de amigos. Bromeo, debato, nos miramos,… Me da igual que haya 5 o 5.000 personas yo siento que estoy dialogando con otra persona. Y a mi me funciona.

Como te decía al principio, hablar en público da miedo a algunas personas, pero te aseguro que es un subidón, es rentable y deja huella.

Para saber más

NOTA:

Un año más, la tribu de la Marca Personal celebra su día, el Personal Branding Lab Day.

El próximo día 14 hemos organizado un maratón de 8 horas ininterrumpidas de Marca Personal en formato webinar online gratuito, participativo y directo a tu casa.

Lo mejor es que eches un vistazo a la web que hemos preparado para que veas quienes participamos y como puedes sacarle todo el partido.

Compartir esta publicacion

  1. Como siempre, genial! Haces que parezca fácil lo difícil, privilegio de quien realmente sabe.Y transmites tu pasión, el porqué no, el atreverte a hacerlo. ¡Me encanta la idea del proyecto paralelo!

  2. Genial el artículo, A mi me cuesta un poco ponerme a hablar en público pero me ha parecido muy interesante el tema de convertirlo en un proyecto paralelo. Networking, escenario y blog… creo que me lo voy a poner de wallpaper o tatuado o algo ;)

    Un saludo

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.