Provisiones. El tiempo de poner orden y hacer reformas

Como vengo haciendo cada año desde hace unos cuantos, llegó el momento de desaparecer durante los meses de julio y agosto. No estoy hablando de tomarme unas vacaciones porque posiblemente en estos dos meses no sólo no dejo de trabajar sino que le echo más horas, simplemente cambio de actividad.

Precisamente dejé de tener vida virtual en verano cuando empecé a escribir libros. En esos meses es cuando los escribo y me gusta estar centrado al 100% en ellos. Así que, los años en los que no escribo, mantengo la costumbre de la desconexión.

Los meses de verano me permiten investigar, desarrollar y trabajar lo que pondré en marcha justo a la vuelta. Sin embargo, reduzco mi actividad social al mínimo. Tanto en el mundo real como en el virtual.

Un profesional libre sabe que, en general, en los meses de julio y agosto se reduce mucho la actividad en las empresas y en las organizaciones. Así que, lo mejor es centrarse en aquello que pueda ser más productivo.

No es que me meta en una cueva y me aísle completamente, simplemente me centro en mis ideas, en mi y en mi familia.

Hay personas más extrovertidas a las que les disgusta que alguien pueda desear limitar sus interacciones, sin embargo, para los introvertidos es la situación ideal.

Hay personas que tienen miedo a la soledad, sin embargo, para mí es algo que disfruto. Un puñado de novelas, algún documental, unas cuantas películas, de vez en cuanto alguna cena con alguien cercano, paseos con música,… ¿Quién puede tener miedo a eso?

El mundo real y el virtual son cada día más exigentes. Poco a poco van desgastándote. Así que, lo mejor para mi es volver a recargar las baterías cambiando la dirección de la fuente de energía.

Otros años he dicho aquí, en estas mismas fechas que no hay que preocuparse por desaparecer de dospuntocerolandia. Tus contenidos, si has utilizado una plataforma como el blog, seguirán ahí. Y si caen las visitas, pues qué le vamos a hacer… aunque curiosamente no ocurre tanto como pudieses pensar.

Creo que estar pendiente de mantener unas cifras de visitas, seguidores, «me gusta» o lo que sea, es de lo más agotador.

De todos modos, creo que Internet ha sufrido un cambio en los últimos meses o años recientes. Noto que cada día se leen o se consumen contenidos que requieran un cierto esfuerzo. Crecen las plataformas que se basan en las imágenes, especialmente si proporcionan entretenimiento.

Este verano es un buen momento para plantearse todo aquello que, dentro de tu Estrategia Personal, esté relacionado con la visibilidad en La Red.

Sigo manteniendo mi Facebook, mi Twitter y mi LinkedIn, las dos primeras las utilizo casi por romanticismo, por no dejarlas después de tanto tiempo, pero no sé si siguen teniendo demasiado sentido.

Hablando con colegas, muchos de ellos tienen la misma sensación. Le daremos unas vueltas y ya veremos lo que hacemos en septiembre.

Como te digo, estoy a punto de entrar en «silencio de radio», pasar por «el lado oscuro de la luna» o «cerrar por reforma», como he dicho otros años.

Este verano estoy especialmente ilusionado por crear cosas nuevas. Espero que tu también lo disfrutes y lo aproveches (incluso no haciendo nada de nada) y nos veamos a la vuelta con nuevas ideas y proyectos.

Nos leemos en septiembre.





Compartir esta publicacion

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.