Estrategia Personal. El año en que nos vamos a poner a prueba

Pues ya estamos de vuelta y como dice el refrán «El hombre propone y Dios dispone«. Digo esto porque por una parte, este verano, que esperaba centrarme en poner en marcha nuevos proyectos, se ha complicado un poco en lo personal y todo se va a retrasar un poco.

En realidad está todo listo, pero igual que ocurre con algunos lanzamientos de la NASA, la meteorología o algún fallo técnico inesperado retrasan algunos eventos. Es cuestión de esperar un poco porque todo sigue en la plataforma de lanzamiento, sólo falta la cuenta atrás.

Por otra parte, y relacionado con el proyecto, creo que entramos en una época complicada y turbulenta en la que vamos a tener que aprender nuevas herramientas y cambiar nuestra forma de pensar para sobrevivir y progresar. Por eso, mi intención es convertir esta plataforma en un lugar en el que aprender formas de salir adelante como profesionales.

Básicamente creo que tenemos que enfocarnos en algunos aspectos de mi Modelo de Estrategia Personal.

Enfoque

Creo que se han acabado definitivamente los tiempos en los que podías dejarte llevar. Simplemente cambiabas de trabajo (o buscabas un empleo) sin pensarlo demasiado, hacías lo que te pedían y no te preocupabas de planificar más allá de los próximos meses.

Pues bien, cuando el entorno está revuelto, es más necesario que nunca tener un faro, establecer objetivos, encontrar una motivación potente, conocer y dejar clara tu misión y, sobre todo, establecer unas líneas rojas porque vamos a vernos sometidos a muchas presiones

Temperamento

Aunque me considero una persona bastante centrada y sin grandes vaivenes emocionales, reconozco que desde hace algunas semanas o meses, me siento preocupado y cabreado. Creo que se puede empezar a reducir ese efecto eliminando el seguimiento obsesivo de noticias y, especialmente, de ciertas Redes Sociales.

Lo que está claro es que vamos a tener que trabajar eso que yo he criticado tanto cuando se utiliza mal, me refiero a la actitud. Pero también toca manejar los miedos, las creencias, la autoestima, la pereza, el perfeccionismo y tantos otros aspectos relacionados con a Personalidad.

Valor

Cuando hablo de Valor en este caso, me refiero a que ya no podemos esperar más para establecer lo que nos hace relevantes. Dicho de una forma clara, debemos transmitir sin ningún género de duda lo que nos hace valiosos, aquello por lo que alguien va estar dispuesto a tenernos en cuenta, elegirnos y pagarnos.

Y como sabes bien si me sigues, cuando hablo de valor, oferta o producto no me refiero a un cargo, título o diploma, sino a aquello que hace que la gente se fije en ti y te considere alguien, si no imprescindible, al menos muy necesario.

Destacar

Hay gente a la que la palabra competencia o competitividad le da sarpullidos. Lo que creo que olvidan es que constantemente estamos compitiendo, por la persona que nos gusta, por un empleo o simplemente porque nos rían las gracias.

Pues bien, si queremos destacar, sobresalir o ser percibidos como mejores en algo deberemos trabajar unas cuantas palancas como la especialización, la confianza, un Estilo propio, la Marca Personal, el Carisma o la Sintonía.

Y ojo, cuando hablo de destacar no me refiero a hacer más ruido o a buscar formas extravagantes de llamar la atención sino de conseguir que te consideren como referente en lo tuyo… que ya deberás tener claro.

Notoriedad

Si hay una cosa que estos meses me ha terminado de desilusionar son la mayoría de las Redes Sociales. Creo que entramos en una fase en la que, como suele decirse, «tonterías las justas».

Esto no significa que haya que esconderse o desaparecer de la faz de la tierra dospuntocerolense, simplemente creo que debemos medir mucho lo que mostramos de nosotros y, sobre todo, de nuestro trabajo.

Internet y herramientas como este blog, LinkedIn o un canal de vídeo como Youtube o Vimeo pueden ser excelentes medios para salir del anonimato con bastantes garantías.

Y un último apunte

Creo que todo eso de lo que vengo hablando desde hace tiempo sobre los Profesionales Libres y los Proyectos Paralelos pueden ser una buena alternativa u opción para salir adelante e incluso progresar. Pero para ello hay que empezar por un cambio de mentalidad, aceptar que el empleo no es más que una opción y no demasiado buena, que para empezar a cobrar por lo que vales no hace falta crear una empresa ni hacer nada ilegal o que quizás esta sea la oportunidad, de verdad, de empezar a tomar el control de tu profesión.





Compartir esta publicacion

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.