Salud. El derecho a descansar

Estoy cansado. Lo reconozco. Llego a estas alturas del año con las fuerzas justas. Algunas circunstancias personales me han impedido tener un tiempo de vacaciones, ni siquiera unos días de descanso y desconexión desde hace muchos meses. Y eso se nota.

Si a todo eso le añadimos la tendencia del Profesional Libre a no desconectar nunca por cierto sentimiento de culpa o el miedo a perder oportunidades, entonces se produce la tormenta perfecta.

Cualquiera que trabaje por su cuenta y cuyo trabajo dependa de mantenerse en movimiento entenderá esa sensación de que algo estás haciendo mal cuando, en vez de estar haciendo algo «útil», decides leer una novela de evasión, ver una película irrelevante o simplemente tumbarte a la bartola. Pero eso es insostenible.

La salud es un recurso

Cuando pensamos en recursos para salir adelante profesionalmente o para desarrollar un proyecto empresarial solemos pensar en cosas como el tiempo, el dinero, las relaciones o la infraestructura. Necesitamos recursos financieros, debemos encontrar huecos temporales y tenemos que contar con herramientas técnicas para desarrollar y aplicar nuestras ideas.

Sin embargo, solemos olvidarnos de uno que hace que todos los demás queden en segundo plano si aquel falla. Me refiero a la salud, la energía. ¿De qué sirve tenerlo todo si te has quedado sin fuerza física o mental para utilizarlo?

Es más, creo que la falta de tiempo, dinero, contactos o infraestructura pueden ser compensados por un buen estado físico o mental. Por eso creo que cualquier profesional, especialmente aquel que depende de sí mismo, debe cuidar su salud.

Ejercicio, alimentación, sueño o descanso son tan relevantes o más que tener la última versión de ordenador para tu trabajo o contar con un presupuesto abundante.

La salud mental, la ansiedad, el estrés, la depresión pueden influir más en el éxito profesional que la financiación o los contactos adecuados.

La salud influye en tu Marca Personal

Podrías pensar que tu salud, tu descanso o tu estado mental es algo que sólo te afecta a ti. Pero no es así. Creo que todos hemos vivido o sufrido esa sensación de que no estamos cumpliendo con quienes están mas cerca de nosotros.

Llegar todos los días cansado o cabreado del trabajo. Estar siempre en otro mundo porque tu cabeza no para de darle vueltas a las cosas. Irte de viaje unos días, pero quedarte mentalmente en tu despacho. Comer cualquier cosa o saltarte ese rato de ejercicio diario. Todo eso tiene consecuencias en los demás, en la forma en que les tratas o en la imagen que transmites.

Así que, tu estado físico o mental puede inclinar la balanza a tu favor o en contra según lo gestiones. El impacto que genera una persona descansada, en forma y con una cabeza relajada puede conseguir que sus proyectos salgan adelante.

El descanso es productivo

Cuando estás inmerso en tus proyectos y no miras a otros lados se empobrece tu creatividad. Entiendo que hay momentos en los que debes estar centrado en algún lanzamiento, en solucionar una crisis o en terminar un proyecto, pero eso no se puede convertir en algo crónico.

Hay que romper con la rutina de trabajo y probar cosas completamente distintas para que la cabeza siga funcionando e innovando. Si no desconectas y sales de tu medio de trabajo habitual, poco a poco te irás empobreciendo. Incluso es posible que, si no sales de tu mundo, estés haciendo algo que hace tiempo que dejó de ser relevante.

Hay que hablar con otras personas, especialmente si no tienen nada que ver con tu trabajo. Debes levantar la mirada de la pantalla para ver lo que ocurre en el mundo. Conviene hojear revistas insustanciales para entender por donde va la gente. Y todo eso no debería hacerte sentir mal, sino todo lo contrario.

El descanso, la desconexión, el ocio son herramientas de productividad y creatividad.

No tengas miedo de desaparecer

Desde hace ya bastantes años, decidí desaparecer durante algunos momentos del año. En Navidad, Semana Santa y Verano simplemente hago mutis por el foro.

La primera vez que me atreví a dejar de mantener una presencia constante en dospuntocerolandia sentí una mezcla de preocupación y culpabilidad. Pero eso me duró poco porque pronto me di cuenta de que no pasaba nada por dejar de estar todo el día dando la lata en redes. Creo que eso también es aplicable en el mundo real.

Pienso que no sólo es sano sino también necesario meterte en tu burbuja durante un tiempo. Y eso incluye no sólo dejar de enviar mensajes constantes a otros sino también dejar de escuchar o recibir información del exterior… especialmente cuando gran parte de los impactos que recibimos son negativos o deprimentes.

Tengo la sensación de que este post lo he escrito para mi mismo, para autojustificarme. Seguramente es así, pero creo que una Estrategia Personal debe tener en cuenta también lo que nos hace mantenernos en marcha porque de lo contrario, todo se cae.





Compartir esta publicacion

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.