Andrés Pérez Ortega/ septiembre 21, 2018/ Sin categoría

Te decía al volver de verano que este “curso” voy a enfocarme mucho en la búsqueda de fuentes alternativas de ingresos al empleo. Creo que es necesario que volvamos a pensar como PROFESIONALES y así evitar encasillarnos en una etiqueta (empleado, desempleado, emprendedor, empresario,…).

PROFESIONAL: Que practica habitualmente una actividad, incluso delictiva, de la cual vive. RAE

Existe un término que los anglosajones denominan “Side Hustle” que se refiere a la tendencia a buscar formas de ganar dinero complementarias al empleo. Yo utilizaré el término en español, Proyecto Paralelo, para describirlo.

Todo esto de los Proyectos Paralelos está mucho más relacionado con la libertad que con la intención de ganar mucho dinero. Se trata de adquirir la capacidad de vivir sin ser empleodependiente, de ganarte la vida sin perderte la vida. Pero ya habrá tiempo de hablar de estos asuntos más adelante.

Lo que quiero contarte hoy es que, para poner en marcha tus propios proyectos profesionales, uno de los asuntos más “delicados” es el de la idea, el de la respuesta a ¿Y que puedo hacer (aparte de buscar un empleo) para que me paguen?

Sin embargo, creo que las ideas están en todas partes. Como decía hace unos pocos posts, si te fijas un poco, hay un montón de problemas que solucionar a tu alrededor, hay muchas cosas que mejorar y muchas cosas que hacer. Así que esa no es la barrera para lanzarte. Lo que te paraliza suelen ser una serie de ideas preconcebidas que hacen que tires la toalla antes de empezar.

Es normal experimentar cierta ansiedad al tener que elegir una idea. Esto sucede cuando te dices a ti mismo que tienes que elegir la idea correcta, aquella con la que vas a disfrutar, que va a funcionar si o si y que definitivamente te hará ganar dinero. Pero eso no tiene por qué ser así. Lo que pretendo transmitirte es que si hay una idea que te entusiasma pero que acabas de rechazar por otros motivos, asegúrate de no precipitarte y descartar una idea interesante por alguna razón equivocada.

Ya lo está haciendo alguien

Pues ya te digo que seguramente será así. Una idea absolutamente original es extremadamente rara. Si no hay competencia, probablemente no haya demanda. Si alguien ya lo ha hecho antes o hay varios competidores en el mismo campo, esto no significa necesariamente que debas renunciar a él.

Lo que realmente importa es la forma en que ejecutas tu idea. Cuando elijas tu Proyecto Paralelo, no te preocupes demasiado por la competencia ni pierdas el tiempo con un interminable “análisis de la mercado”. Muy probablemente, solo estés buscando una razón para no arrancar. Así que, olvídalo y empieza.

No es original

No necesitas una idea original para ganar dinero. Existe una creencia de que tenemos que hacer algo nunca visto para tener éxito. Pero si eso fuera cierto, nadie abriría otra cafetería ni escribiría otro libro sobre liderazgo. Tienes que pensar que, incluso las ideas más innovadoras no son más que un desarrollo, evolución o combinación de otras anteriores.

Las mejores ideas son esas de las que algún listo va y dice, “eso ya se me había ocurrido a mi”. Esto no va de ser muy inteligente sino de tener la capacidad de ver como obvio lo que no era tan evidente para todos.

Parece muy difícil

Los problemas son parte de la vida. Si resulta que tu idea es demasiado grande para hacerse en poco tiempo, tranquilo, ya encontrarás el modo de arreglarlo. Te puedo decir que ya he perdido la cuenta de las veces que me he encontrado con problemas irresolubles que se han diluido tras un buen paseo o un sueño reponedor.

Da miedo

¿Qué proyecto que merezca la pena no genera una mezcla de emoción y ansiedad? Si no lo genera es que no es suficientemente ambicioso. Y si te asusta tanto que no te atreves a tomar medidas, busca una manera más fácil de hacerlo.

Hay dos preguntas interesantes cuando las personas eligen su proyecto: ¿Qué es lo que más te entusiasma de este proyecto? y ¿Qué es lo que más te asusta de este proyecto? Y una sorprendente cantidad de veces, la respuesta a las dos preguntas es exactamente la misma.

No tengo ni idea de cómo voy a ganar dinero con esto

Si puedes hacer algo que le guste realmente a la gente, seguramente habrá una manera de ganar dinero con ello. Si puedes hacer algo que la gente quiera, la parte del dinero es relativamente fácil de resolver. Y la forma de hacer lo que la gente quiere es tomar la decisión que más te convenza, empezar y estar dispuesto a cambiar y mejorar a lo largo del camino.

Me falta información

Hay una patología especialmente dañina que sufrimos algunos PROFESIONALES que consiste en pensar que nunca tenemos suficientes datos. El síntoma principal es leer e investigar hasta el infinito y más allá con la intención de despejar la duda de, ¿Qué pasa si no funciona?

Si buscas alguna razón por la cual tu idea no funcionará durante el tiempo suficiente, la encontrarás y puedes acabar durante años en un punto muerto. La solución es sencilla. Deja de hacer búsquedas Google, hazme caso y comprenderás que la única forma de saber si tu idea funciona es ponerla en marcha.

No dediques demasiado tiempo a elegir tu proyecto. No te estás jugando la vida e incluso en el caso de que sea un auténtico desastre en términos económicos, el aprendizaje, los contactos y las ideas generadas lo van a compensar con creces. Los Proyectos Paralelos se basan en desarrollos rápidos y baratos. Así que, si pasas más de un par de días eligiendo, estás perdiendo el tiempo.

Compartir esta entrada