Ganar dinero mientras duermes vs. ganar dinero mientras haces otras cosas

El fin de semana pasado participé en Coruña en el congreso que organiza Raiola en el que se habla de muchas cuestiones relacionadas con el mundo dospuntocero. Claudio y yo estuvimos dando caña en un debate bastante divertido.

Pero uno de los temas estrella de esas jornadas fue el de la monetización, el de la utilización de La Red para generar ingresos y ganar dinero. Webinarios, Infoproductos, Comercio Electrónico, Plataformas de formación “online”,… Temas que están muy relacionados con lo que vengo denominando ultimamente, Proyectos Paralelos.

Yo aprendí bastantes cosas porque me pilla en una fase en la que creo que hay que dar el salto del potencial que supone desarrollar una Marca Personal, y la utilización del prestigio que esta supone, para ganar dinero.

Sin embargo, creo que, cuando se habla de estos asuntos hay una “perturbación” en La Fuerza que hace que algunas personas puedan acabar pensando que todo esto no es más que otra forma de vender humo. Me explico.

Parece que no hay término medio cuando se habla de ganar dinero en Internet. O ganas unos céntimos poniendo publicidad en un blog o recomendando algunos libros en el programa de afiliados de Amazon o, por otra parte, ganas centenares de miles de Euros (o incluso millones) casi de la noche a la mañana utilizando “técnicas infalibles” que venden algunos.

Creo que hay un término medio. Creo que si desarrollas Proyectos Paralelos puedes ganar un dinero interesante o, al menos tener un complemento económico que te permita no estar todo el día con la lengua fuera para llegar a fin de mes. Y yo me olvidaría de esas fórmulas mágicas que algunos te venden en las que se supone que vas a forrarte casi sin darte cuenta. Como decía el otro día, esto último me suena a Curanderismo Financiero o a Homeopatía de Ingresos Pasivos.

Lo que yo estoy planteando últimamente no va de este tópico que me gusta tan poco de ganar dinero mientras duermes sino de ganar dinero mientras haces otras cosas. Eso de ingresos pasivos es muy falso porque para que eso suceda has tenido que ser muy activo previamente y durante muchas horas, días o meses.

Cuando me refiero a Proyectos Paralelos, en primer lugar estoy pensando que hacer cosas que realmente te diviertan y emocionan. Porque ya que vas a hacer algo que no tiene que ver con un empleo, sería de tontos dedicarte a algo que te aburra o que detestes.

Es cierto que la gran explosión de formas para ganar dinero está relacionado con Internet. Webinarios, Afiliación, Tiendas “online”, Podcast, Suscripción, Publicidad en blogs,… Pero una cosa es utilizar Internet como canal de marketing y venta y otra tener que obsesionarse con estar tocando todos los días las teclas del SEO, de Hacking, BlackHat o Publicidad en Redes Sociales.

En mi opinión, lo importante es tener un buen producto, una buena propuesta de valor y luego utilizar La Red para mostrarla y venderla. Sin embargo, tengo la sensación de que últimamente prima el bombardeo, incluso el “spameo” y las técnicas de persuasión (¿manipulación?) en los mensajes más que el propio producto.

Mi planteamiento de Proyectos Paralelos implica que le vas a dedicar un tiempo sobrante, algunos huecos que puedes encontrar aquí y allá. Vas a ser tu quien establezcas tu propio ritmo y aceleres cuando puedas o quieras. Además, la inversión en un local, inventario o equipo es opcional y, casi siempre, innecesaria. Internet nos permite hacer todo esto porque hoy no necesitamos ningún equipo especial o tecnología que no esté al alcance de todo el mundo.

Es cierto que, si lo haces bien, podrás seguir generando ingresos aunque no estés pendiente todo el rato, pero eso no implica que puedas echarte a dormir. No se trata de que no trabajes sino de que establezcas tu propio horario y decidas la cantidad de horas que vas a dedicar a tu proyecto.

Es cierto que, cuando se habla de “Knowmads”, Ingresos “pasivos” o Proyectos Paralelos suele asociarse con un tipo trabajando en una playa de Bali o Tailandia, pero ya te digo que eso no es obligatorio y que, por otra parte, en España se puede vivir estupendamente.

Si te lo montas bien, tus ingresos no van a depender de vender horas de trabajo por Euros sino de como gestiones las palancas que tienes a tu disposición. Y aquí, la Marca Personal es muy importante. Si consigues posicionarte como alguien que controla lo que ofrece, tu valor y tus opciones van a aumentar muchísimo.

Por último, tus ingresos pueden aumentar si eres capaz de crear un sistema replicable, que pueda crecer sin tener que hacer grandes inversiones con costes fijos sino que puedes colaborar con otros profesionales como tu para crecer de forma natural y en función de la demanda.

Mi intención con este post es trasladar la idea de que hay un término medio entre perder el tiempo en La Red sin ganar un céntimo y quienes dicen que te puedes forrar tocando unas cuantas teclas. Creo que estamos en un mundo en el que debemos aprender, o más bien recordar, como ganarnos la vida sin un empleador. Es todo un reto, un cambio de mentalidad, pero no queda otra.

Y no sé si llegarás a ganar dinero mientras duermes, pero está claro que si te duermes no ganarás dinero.

NOTA:

Esta semana precisamente hablamos en Street Personal Branding sobre como sacar partido económico a tu Marca Personal.


Compartir esta publicacion