Estilo, la personalidad de tu Marca Personal

“Esa persona tiene estilo”, “Aquel tipo tiene algo especial”, “Esa chica tiene una forma original de decir las cosas”, “Cuando leo/veo/escucho algo tuyo, inmediatamente lo reconozco”.

En un mundo en el que cada día es más difícil sobresalir por lo que hacemos o por la forma en la que lo hacemos, hay un último resquicio al que podemos agarrarnos para que no nos etiqueten como “commodities”. Me refiero a las sensaciones que generamos, a las emociones que producimos.

El estilo es ese “noseque” que hace que entre dos profesionales con formaciones y experiencias similares, uno te parezca encantador y al otro no quieras volver a verlo ni en pintura.

Es lo que te permite identificar un blog, una canción, una película, una línea de código, unas lentejas o una soldadura de una persona en concreto.

El Estilo nos diferencia de las máquinas

¿No te parece que si todo el mundo cuenta las mismas cosas, en las mismas Redes Sociales despersonalizadas, estamos diluyendo nuestra identidad?

El Estilo es la forma en que podemos expresar lo que nos hace distintos. Es lo que algunos consideran “tener voz propia”. No se trata de ser perfectos o técnicamente insuperables. Eso queda en la parte más concreta y objetiva de lo que hacemos. Es lo que se puede medir. Es lo que yo denomino Estándares.

El Estilo es el aspecto más emocional. Puedes ser un médico o un financiero excelente en cuanto a ejecución, pero quizás serías perfectamente sustituible por un programa o una máquina. Quizás no seas una eminencia en lo tuyo, pero da gusto escucharte, aprender contigo o verte resolver problemas.

Tu Estilo no es lo que haces sino lo que transmites al hacerlo

¿Cómo haces sentir a la gente que te rodea o que trabaja contigo?

Igual que tienes un tono de voz, cuando te comuniques en dospuntocerolandia o en el mundo real debes ser reconocible. Cada tuit, cada comentario, cada post o cada actualización de tu perfil debe transmitir algo. No son solo las palabras sino la forma de expresarte.

Los adjetivos que definen el estilo son más emocionales, subjetivos. Frío, borde, empático, simpático, amable, fácil, intenso, agresivo, divertido, enérgico, introvertido, extrovertido, controlador, de espíritu libre, abierto, irreverente, hiperactivo…

Si añades alguno de ellos a tu profesión y a la calidad objetiva de tu trabajo, ya tienes tres elementos con los que diferenciarte de otros.

El Estilo es la guinda de tu profesionalidad

Evidentemente el Estilo tiene relevancia siempre y cuando seas capaz de hacer bien lo tuyo, de ser un buen padre, madre, amigo o profesional. Creo que ese es un error que comete mucha gente que quiere llamar la atención y se preocupa más de generar ese impacto que de tener algo valioso que lo sostenga. Por eso, quizás, cada vez parece que la gente trata de epatar pero centrándose en lo superficial.

Identifica y defiende tu Estilo

Hay gente con un tono más agresivo y otras más inspirador y otras más cascarrabias (como yo). Todos los estilos son válidos en algún contexto.

Puede que no seas conscientes de ello. Pero asociamos a las personas con su estilo. Ese estilo se relaciona con algunos atributos. Debes decidir cuales son y si tu estilo encaja con ellos. Quizás sea ambición o confianza o innovación. ¿Cómo mostrarías la ambición en un post? ¿Y en una conversación en un evento de Networking?

Lee lo que has escrito últimamente en tus Redes Sociales o en Twitter y mira como suenan. Puedes pedir a alguien que los lea y te de su opinión.

Una de las cosas buenas del blog (otra más) es que, al leerte días o meses después de haber publicado algo, te permite verte como te perciben los demás. Yo he confirmado la percepción que tienen de mi al ver el tono de mis posts o de mis charlas grabadas.

No intentes tener un Estilo que guste a todos

Está claro que para cada cosa que se dice en el mundo real y el irreal hay opiniones de todo tipo. Así que, ni se te ocurra tratar de contentar a todos.

Lo importante es que hagas un buen trabajo de autoanálisis, descubras realmente como eres y actúes en consecuencia. En un mismo evento habrá quienes te digan que eres un crack y otros que eres un gilipollas. Créeme.

Pero si eres fiel a tu estilo, atraerás a quienes sintonizan con tu forma de hacer las cosas y de relacionarte y te ahorrará mucho tiempo de estar con gente que sabe que contigo no hay nada que hacer.

No digo que vayas fastidiando a todo el mundo (aunque siempre hay ofendiditos para todo), lo que te digo es que sigas tu camino, a tu manera, y ya se unirán quienes sintonicen contigo.

Para ampliar información

Compartir esta publicacion

  1. De acuerdísimo! Aunque yo no creo que tengas un tono cascarrabias, creo que es más bien claro. Que no tienes cortapisas para decir aquello que piensas (sea compartida la opinión o no) y eso no “está bien” puesto que se nos enseña a ser unos (malditos) “bienquedas”.

    Cada vez que se habla en marketing o en marca personal de diferenciación a mí me entran los siete males. Por un lado, caso totalmente con lo de diferenciarse, con hacer cosas diferentes…con la disdrupción entendida desde un ámbito de innovación de negocio (no de ir en contra hasta de ir en contra o ser diferente por ser diferente). Sin embargo, a la hora de la verdad, siempre veo lo mismo: los mismos post en redes sociales, los mismos post en los blogs, las mismas (puñeteras) imágenes vectorizadas, los mismos listados de los mejores loquesea…Que sí, que se hace porque funciona pero se puede hacer lo mismo desde otra perspectiva ¿o no?

    No sé,..yo intento poner mi sello en las cosas, aunque eso tampoco significan que estén bien…

    Un saludo!

    1. Totalmente de acuerdo.

      Creo que en esto de la Marca Personal se están diciendo demasiadas tonterías ultimamente. Y precisamente los que se pasan el dia hablando de diferenciarse suelen repetir todos lo mismo.
      Gracias por pasarte

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.