Cambio, cuando tu Marca Personal no genera resultados

Esta semana tuve la suerte de asistir al evento que organiza WOBI cada año y aprender algunas cosas.

Empezó Nicholas Negroponte, un “clásico” de la innovación, si me permites la contradicción. Empezó con una frase en una transparencia que decía “El futuro del futuro”, supongo que para no pillarse los dedos porque el hombre ya tiene una edad y que le busquen dentro de 20 o 30 años. Estuvo interesante y siempre se aprende algo de lo que dicen o cómo lo cuentan.

Luego vinieron dos ponentes, Ian Williamson y Whitney Johnson que dijeron cosas de las que te hacen pensar. Para mí, el hilo conductor de ambos es la necesidad de cambiar.

Williamson explicaba como NETFLIX tomó la decisión de acabar con su negocio de envíos de DVD y pasarse al Streaming. Aquella fue una decisión muy valiente (vale, y también obligados por las circunstancias). Pero lo que me gustó fue la frase con la que lo resumía.

Estrategia es dejar de hacer algo bueno para hacer algo realmente grande

Ian Williamson

Lo cierto es que, a los profesionales nos pasa lo mismo. Podemos estar muy cómodos sin darnos cuenta de que nuestro entorno está cambiando radicalmente hasta que llegamos tarde.

Conozco muchos casos de buenos profesionales que se quedan paralizados cuando ven alteradas sus circunstancias.

Yo mismo estoy en un proceso de transformación que debí empezar mucho antes. Pero esa es otra historia.

Más tarde Whitney Johnson, de la que tengo varios de sus libros (te los indico al final), parece que se había puesto de acuerdo con el ponente anterior y dijo en su presentación sobre la disrupción personal que deberíamos preguntarnos si profesionalmente:

¿Eres Netflix o eres Blockbuster?

Whitney Johnson

Lo que está claro es que, si planteamos nuestra profesión como nuestro negocio, el YO S.L., también tenemos que estar pendientes de las circunstancias.

No sólo se trata de reparar algo que está mal o que se ha jodido sino de hacer mejor lo que ya estamos haciendo bien.

Sé sensible a lo que te rodea

Vamos tan a piñón fijo o nos metemos tanto en el caparazón que no nos damos cuenta de las cosas que están ocurriendo.

Quizás te llaman menos para realizar proyectos, quizás ves que tu empresa está haciendo cosas raras o puede que los “nuevos” tengan algunas cualidades que tu no te has preocupado por actualizar.

Da igual que sea Blockbuster, KODAK, NOKIA o tú mismo/a. Lo que está claro es que si trabajas en una empresa y te quedas en la calle, has perdido al 100% de tus clientes.

Piensa en ti como en un consultor de tu proyecto y analiza qué elementos de tu estrategia debes cambiar o incluso considera dar un giro radical y crea un plan.

Se consciente y sincero contigo mismo

Nos encanta autoengañarnos y pensar que las cosas no son tan graves como nos dicen. Hasta que las circunstancias nos pasan por encima.

Por otra parte, la manía del pensamiento positivo se ha convertido en una especie de psicotrópico que te impide ver la realidad y te hace creer que las cosas serán mejor porque… bueno porque si.

Hasta que no asumes el problema no buscas soluciones. Créeme. No le quites importancia. No pongas paños calientes. ¿Quieres motivación? Pues baja al buzón a ver las facturas que van llegando y verás como llegas a un nivel muy elevado de consciencia y tu actitud se dispara. Porque no te queda otra, y lo sabes.

Haz cambios parciales

No te vuelvas loco/a, especialmente si todavía tienes un margen de tiempo y dinero para reaccionar. Haz pequeños cambios. Experimenta. Prueba con cosas que no te exijan demasiados recursos materiales, emocionales o personales.

Estás pilotando tu avión profesional en una zona de turbulencias. Observa los indicadores y toma decisiones. No hagas el kamikaze, especialmente cuando tienes gente a tu alrededor que depende de ti.

Prefiero esos pequeños cambios que a esos mantras que quedan muy bien para una ponencia pero que parece que casi te obligan a convertirte en alguien que no eres (Disrupción, reinvención,…).

Reposicionar tu Marca Personal no es cambiar el logo o la web

Veo con frecuencia que mucha gente considera que cambiar su proyecto profesional es hacer modificaciones cosméticas o alterar la apariencia manteniendo el fondo inamovible.

Creo que lo externo debe ser un reflejo de lo interno y nunca tendría que ser lo prioritario.

Como te digo, llevo unas semanas replanteándome mi proyecto para los próximos 15 años. Supongo que entro en la tercera parte de mi vida profesional. Y casi de forma natural y artesana voy llevando las nuevas ideas a mis elementos más visibles (web, presentaciones, documentos,…)

Sé valiente

Intenta llegar al meollo de tu trabajo, de tu profesión deseada. Se sincero, honesto contigo mismo/a y, sobre todo, se muy valiente porque vas a dudar y te van a hacer dudar mucho.

Los cambios llevan su tiempo. No salen a la primera, ni a la segunda. Pero recuerda que la Marca Personal se basa en la Responsabilidad y por lo tanto en tomar y asumir las propias decisiones. Si tienes el valor de decidir lo que debes cambiar, al final conseguirás lo que siempre he pretendido con esto del Branding Personal, ser más LIBRE.

Para saber más

Compartir esta publicacion

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.