Competidores, el rival de hoy es el aliado de mañana

Uno de los elementos importantes a tener en cuenta a la hora de diseñar una Estrategia Personal es lo que yo llamo Mercado, es decir, las personas que van a interactuar con tu proyecto de un modo u otro, que van a ayudarte a conseguir resultados, que van a frenarte o desviarte o que van a afectar de alguna forma a tus decisiones.

En términos empresariales es lo que se denomina “stakeholders”. Podemos establecer un paralelismo (siempre metafórico) entre lo que ocurre con las organizaciones y las personas.

En una Estrategia Personal debes conocer tu “ecosistema”

Así que, podríamos decir que tenemos Clientes, aquellos (jefes, familia, amigos, lectores,…) que van a “comprar” lo que ofrecemos. Proveedores a los que pagamos para que nos proporcionen un servicio (asesor financiero, diseñador de nuestra página web,…), Socios, nuestros compañeros de viaje en la consecución de objetivos. Apoyos, las personas que nos echan una mano desinteresadamente. Mentores, Prescriptores,…

Un competidor es alguien que trata de ocupar tu lugar

Uno de esos “influyentes” más importantes es lo que podríamos denominar Competidores. Es decir, aquellos que están luchando por los mismos recursos limitados que nosotros.

Pero ojo, un competidor no sólo es otra persona sino cualquier cosa que “se lleve” parte de lo que tu estás buscando. Por ejemplo, si te dedicas a la formación, NETFLIX está “robando” tiempo de tus clientes potenciales. Un móvil está desviando la atención de tus hijos hacia cosas más importantes.

La competencia es necesaria

Por alguna razón, y así nos va, lo de competir es algo que está mal visto. En este mundo de amor y felicidad que nos han vendido, eso de que haya varias personas u organizaciones que compitan, parece que es algo terrible.

“A mi no me gusta competir”, “No me gusta la competitividad”, seguramente has escuchado, incluso puede que hayas dicho algo parecido. Pues bien, creo que la falta de espíritu competitivo es letal.

La competencia te empuja a mejorar, la competencia te da ideas, la competencia te dice si luchar por algo merece la pena o no. Si, ya sé que si hay competidores, habrá vencedores y vencidos, como en todo en la vida. Pero eso te empuja a hacer cambios para la próxima vez.





Los competidores pueden ser buenos amigos

Que alguien esté luchando por conseguir los mismos recursos limitados que tú no lo convierte en un enemigo mortal. De hecho, mi experiencia me dice lo contrario.

Creo que hay pocas cosas más satisfactorias que colaborar con tus competidores más potentes. Cuando eres capaz de unir fuerzas, al menos para algunos proyectos con aquellos que están a tu nivel, o por encima, pueden suceder cosas extraordinarias. Créeme. Muchos de mis mejores amigos son también mi competencia, a los que yo suelo llamar, co-opetidores o compi-tidores.

Al unir fuerzas con tus rivales, consigues hacer más grande, potente y fiable a tu sector, en lugar de luchar por un trozo de tarta minúsculo.

La competencia te ayuda a definir tu Oferta Personal

La Competencia está en el Módulo de Público.

Si eres un/a profesional en un sector que empieza o en un proyecto joven, puedes permitirte el lujo de ser generalista, pero a medida que va desarrollándose, habrá gente que, porque tiene más recursos, mejores cualidades o buenos contactos, se sitúe a un nivel inalcanzable. Pero eso no debería hacer que te rindieses.

Cuando tu competencia te supera por mucho, debes pensar de qué modo puedes quedarte con un trozo especial del pastel. Puedes identificar sus puntos débiles y hacer lo posible para convertir sus debilidades en tus fortalezas. O incluso puedes posicionarte como “el contrario”.

La competencia, hoy, te da información

Solemos considerar a Redes Sociales como LinkedIn como herramientas de búsqueda de empleo, pero también son excelentes sistemas de información sobre tu Mercado.

Si sabes quienes son tus competidores, vas a poder saber en tiempo real lo que hacen, lo que dicen, sus cambios de empresa, sus nuevas ideas, sus contactos, sus meteduras de pata,… Y si sabes leer entre líneas, te puedes hacer una idea bastante completa de su situación.

Lo que recomiendo que utilices esa información para mejorar, nunca para atacar. No hay nada peor tanto en el mundo real como en el virtual que alguien que dedica más tiempo a criticar al contrario que a aportar ideas interesantes.

Desgraciadamente hay muchas personas que llenan sus perfiles y sus “timelines” de juicios negativos infundados, murmuraciones cobardes u opiniones demoledoras contra el trabajo de otros. Y si hay algo que he aprendido desde que empecé a trabajar hace 30 años es que criticar a otros dice más (y peor) de ti, que de quien criticas.

Analiza los competidores de tu ecosistema

Identifica a quienes que tratan de quedarse con el corazón de la persona que te gusta. A quienes tratan de quedarse con la atención, el dinero o el tiempo que tu también estás buscando. A quienes desarrollan ideas similares a las tuyas.

Y toma decisiones constructivas. Básicamente la gran pregunta es:

¿Como lo puedo hacer mejor?

Compartir esta publicacion

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.