Confianza. No es lo que dices, es lo que demuestras

Hoy vamos a votar en Madrid en unas elecciones autonómicas. No voy a hablar de política ni de mis preferencias sino de algo que ya no me sorprende, pero que cada día me duele más.

Me refiero a lo asumido que tenemos que los políticos mientan y lo poco que influye cuando se trata de elegir a quienes van a gobernarnos. Como dijo alguien:

¿Cómo sabes que un político miente? Porque mueve los labios

Pero como la mayoría no nos dedicamos a la política, si queremos que nos tomen en serio, nos tengan en cuenta y nos elijan, debemos hacer lo posible para ser percibidos como profesionales fiables. Te paso algunas ideas.

Establece objetivos claros

Una persona u organización que no sepa lo que quiere o no tenga claro hacia donde se dirige suele transmitir poca credibilidad.

Quienes manifiestan de forma clara y rotunda lo que buscan, aunque parezca inalcanzable, generan mucha más Confianza que quienes van perdidos por la vida.

Crea una Misión que establezca claramente lo que aportas

Si tienes claro qué haces, con qué lo haces, para qué lo haces y para quién lo haces, será más fácil no sólo tener claro lo que se puede esperar de ti, sino también que quienes lo sepan puedan comunicárselo a otros.

Atrévete a hacer lo que tengas que hacer, aunque tengas miedo

La Confianza implica tener valor y no quedarse paralizado cuando algo te asusta. Las personas necesitan saber que vas a actuar incluso en situaciones que te generen temor. Si evitas un problema o no abordas una situación difícil verás cómo tu credibilidad se reduce.

Asume tu responsabilidad

Acepta la responsabilidad de las decisiones, acciones y resultados donde tengas o tuviste algún control. Las personas que utilizan evasivas para no asumir las consecuencias de sus actos debilitan más su credibilidad que quienes asumen su responsabilidad, aunque los resultados sean negativos. Las disculpas y las explicaciones pueden acabar reforzando la Confianza que otros tienen en ti.

Utiliza tu experiencia para generar Confianza

Une palabras con hechos. Basándote en lo que has logrado en tu pasado, elevas tu nivel de credibilidad. Por ejemplo, si has realizado tres proyectos importantes con éxito, habrás ganado credibilidad como un gran director de proyectos. Los años que lleves en un sector, los libros y artículos publicados, las conferencias impartidas o los retos superados forman parte de tu experiencia y puedes utilizarlo para reforzar tu credibilidad.

Para ser percibido como alguien fiable, debes tener algo que ofrecer

Identifica lo que te hace útil y valioso y luego envía un mensaje potente que comunique exactamente cuál es esa propuesta de venta única. No intentes ser todo para todas las personas.

Vende beneficios, no características. Deja claro cómo se beneficiará alguien de tu producto o servicio para que no tengan que hacer el trabajo de pensar o averiguarlo ellos mismos. Si no eres explicar claramente los beneficios de trabajar contigo, será aún más difícil que otros puedan contárselo a los demás y eso no te ayuda a propagar que eres alguien fiable.

Consigue que otros hablen bien de ti

La Confianza está en el módulo de Prestigio.

Eres fiable porque otros lo dicen. Los especialistas en marketing son conscientes de que la mejor manera de vender algo es animar a que otras personas lo hagan por ti. Cuando son otros los que hablan bien de ti y de tu trabajo evitas tener que pasar por el mal trago de la autopromoción.

Una de las formas más potentes de reforzar tu credibilidad es lo que otros dicen de ti, no lo que dices de ti mismo. Por lo tanto, tu objetivo es facilitar el que otros hablen (bien) de ti. Por eso debes facilitar el trabajo a quienes te conocen preparando una descripción breve de lo que haces que explique quién eres, a qué te dedicas, a quién te diriges y lo que diferencia de la competencia.

Consigue una buena reputación

La credibilidad se define como la cualidad de ser creíble o digno de Confianza. Le dice al mundo si asumes, o no, la responsabilidad personal de sus acciones. Tu éxito personal y profesional será un reflejo directo de la credibilidad que la gente considera que tienes. Una mal reputación personal con aquellos con quienes tienes te relacionas personal o profesionalmente es difícil de reparar. Una mentira o engaño te convertirá de creíble a poco fiable en un abrir y cerrar de ojos.

Posiciónate como especialista

Si quieres que te vean como alguien creíble, debes estar enfocado, concentrado. Trata de ser conocido como un referente, un experto, un especialista. Cuando consigues que te consideren experto, ya se da por supuesto que eres la persona para elegir. Por lo tanto, si eres capaz de asociar tu nombre a una forma excelente de practicar tu especialidad, la credibilidad se da por supuesta.

Ofrece muestras que demuestren que puedes hacer lo que dices que haces

En muchas ocasiones los clientes no saben (o no creen) lo que puedes llegar a hacer, por eso debes proporcionarles evidencias que lo demuestren. Para derribar las barreras de la desconfianza debes ofrecer ejemplos de lo que has hecho o dar “muestras” de lo que puedes hacer. Lo que hace creer que se puede confiar en ti son tus acciones previas, no tus intenciones.

Aporta pruebas, historias o datos, fotos o vídeos de eventos, premios, testimonios de clientes, documentos que muestren como resolviste una situación complicada o como sacaste adelante proyectos complejos, … Explica como has hecho algo con otras personas y como lo harás con ellos. La credibilidad debe transmitirse, no diciendo lo bueno que eres, sino mostrándolo.

Hazte visible, muestra lo que haces

La visibilidad es tu aliado si quieres que confíen en ti. El Marketing Personal es el martillo con el que vas a golpear la mente de tu audiencia.

El Marketing Personal aumenta el prestigio y la presunción de calidad. Los canales online y offline son medios en los que vas a mostrar y demostrar lo que dices que puedes hacer. Y si lo haces con coherencia, consistencia y persistencia, tu recuerdo cada día será más sólido, llegará a más y más gente y generarás más Confianza.

La gente que es muy visible y conocida genera Confianza. La gente asume que alguien merece la pena si han oído hablar de ella. Si no, no puede ser muy bueno.

La gente asume que, porque ven a una persona constantemente, esta debe ser superior a otras que ofrecen el mismo producto o servicio.

La visibilidad crea familiaridad, la cual crea comodidad en una decisión de compra o en una contratación. Quienes no consiguen un cierto nivel de influencia son cuestionados y puestos en duda.

NOTA

Si quieres muchas más ideas como estas para generar confianza y ganarte la credibilidad de aquellos a quienes quieres influir, he preparado un documento que puedes conseguir aquí:









Compartir esta publicacion

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.