Autopresentación, plantar tu bandera profesional

Llámalo como quieras, discurso del ascensor, “elevator pitch”, mensaje de autopresentación o descripción breve de quien eres y lo que haces, lo importante es que debemos tener una forma rápida de explicar lo que hacemos ante quienes no nos conocen.

Si queremos dejar una Marca Personal, generar un impacto memorable, posiblemente una de las primeras formas de hacerlo es mediante una autopresentación fácil de recordar y que transmita el valor que puedes generar.

Debes ser capaz de condensar tu propia historia en un mensaje que puedas pulir y utilizar como tu propio anuncio publicitario que te permita presentar tu promesa de valor en treinta segundos o menos… porque la gente desconecta enseguida.

Hace mucho que vengo diciendo que la clave no es prepararse “charlas en ascensores” sino subirse en tantos como haga falta.

Conocer a otros profesionales en un evento o en una reunión es poco útil si no eres capaz de dejar huella o generar un impacto memorable.

Debemos combinar algunos elementos para crear un mensaje que nos represente y que podamos utilizar en nuestras plataformas o en una conversación en la que alguien nos pregunte quiénes somos, qué hacemos y qué les podemos aportar.

Hay muchas situaciones en las que debemos tener claro como nos vamos a presentar y qué mensaje sobre nosotros queremos transmitir para posicionarnos como deseamos.

Nuestra autopresentación debería aparecer en todas las Redes Sociales, tanto personales como Facebook cómo profesionales como LinkedIn, en nuestro propio Blog, cuando vayamos a dar una conferencia y alguien tenga que presentarnos o cuando escribamos un libro y tengamos que poner en una de las solapas quiénes somos, por poner algunos ejemplos.

Lo importante, es crearla con un objetivo y un propósito claro, más que nada para que tu interlocutor pueda captarlo y procesar el mensaje que deseas transmitir y sobre todo para que suenes natural al exponerlo, porque hacerlo como un “robot” sería totalmente contraproducente.

La autopresentación debe transmitir claramente lo que puedes hacer por los demás

Si consigues responder a las necesidades de tu interlocutor con tu autopresentación habrás captado significativamente la atención y aunque esa persona no sea un potencial cliente/empleador, habrás plantado en su cabeza la semilla para que pueda recomendarte a otros que sí te necesitan.

El objetivo de la autopresentación no es conseguir una venta o un trabajo sino generar interés

Se trata de conseguir interesar al interlocutor para continuar la conversación. Así que, sé tu mismo y permite que la gente vea que crees en lo que haces.

Será muy complicado que alguien te considere como una opción a tener en cuenta si no saben qué ofreces

Por muy bien estructurada que estén tus plataformas. Por muy bien diseñada que esté tu estrategia. Por muy atractivo que sea lo que ofreces. Será muy complicado que alguien te considere como una opción a tener en cuenta si no saben quien eres.

La tecnología y las herramientas que vas a utilizar para hacerte visible sólo son canales para que puedas explicar a tu audiencia de donde vienes, qué te hace valioso y porqué deberían confiar en ti.

Tu mensaje de autopresentación puede cambiar

Recuerda que tu vida profesional es un conjunto de proyectos, eso significa que una Estrategia Personal es una guía qué te va a llevar a tu destino pero no es un conjunto de leyes inmutables. Por lo tanto no te preocupes si debes modificar tu discurso de presentación porque este debe poder adaptarse y modificarse con el tiempo reflejando tus propios cambios y los de tu Marca Personal.

Una buena autopresentación debe transmitir claramente lo que puedes hacer por los demás

Un mensaje de autopresentación debería responder a Quién, Qué, Cómo, Por qué,… ¿Quién eres? ¿Qué te hace único? ¿Qué haces? ¿Por qué debería interesarme?

Piensa qué la gente necesita saber lo que haces antes de elegirte o hablar de tus logros a otras personas. Es importante que te centres más en lo que ellos van a necesitar que en lo que tu les quieres vender. Es una diferencia sutil pero como suele decirse, a la gente no le gusta que le vendan pero le gusta comprar. Así que, céntrate en identificar lo que puedes hacer por ellos y no conviertas tu autopresentación en un discurso comercial o de teletienda.

Céntrate en lo que ellos pueden querer comprar, no en lo que vendes

Un buen mensaje de autopresentación debe cumplir algunos requisitos

  • Elegir un título. ¿Cómo se llama lo que haces?
  • Detectar un problema o necesidad de mejora. ¿Qué necesidades o problemas detectas en tu entorno?
  • Explicar lo que haces. ¿Qué haces tú para resolver o mejorar la situación?
  • Explicar por qué eres la persona adecuada. ¿Qué capacita para hacerlo?
  • Explicar qué valor aportas. ¿Qué beneficio produces?

Para saber más

Compartir esta publicacion

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.