Si quieres diferenciarte, defiende lo que crees

“No estoy de acuerdo con lo que piensa, pero siempre defiende sus ideas”, “Con esta persona no te llevas sorpresas”, “Te guste o no, esa persona no se vende“, “Aunque sea opuesto a lo que crees, sabes lo que puedes esperar de esa persona”. Seguramente hemos dicho o escuchado frases parecidas a esas sobre alguien. Incluso puede que, en algún momento, las hayan dicho refiriéndose a nosotros. Desgraciadamente creo que

Leer más

¿Por qué escondes tus ideas?

Te decía al volver de verano que este “curso” voy a enfocarme mucho en la búsqueda de fuentes alternativas de ingresos al empleo. Creo que es necesario que volvamos a pensar como PROFESIONALES y así evitar encasillarnos en una etiqueta (empleado, desempleado, emprendedor, empresario,…). PROFESIONAL: Que practica habitualmente una actividad, incluso delictiva, de la cual vive. RAE Existe un término que los anglosajones denominan “Side Hustle” que se refiere a

Leer más

Adivina lo que puedo hacer por ti

Imagina que vas a una tienda y que ves un montón de cosas. Algunas parecen bastante atractivas, pero no sabes ni qué son ni para qué sirven. Tampoco  hay nadie que te lo explique. Quizás esos objetos consigan llamar tu atención durante un rato. Incluso puede que te animes a cogerlos o a tocarlos. Pero como no sabes como te pueden ser útiles, no te planteas comprar nada y te

Leer más

No necesitamos más héroes

Hace ya muuchos, muchos años, la buena de Agustina Turner nos cantaba aquello de We don’t need another hero en la banda sonora de Mad Max. Y cada día me acuerdo de ella cuando navego un poco por dospuntocerolandia o leo algunos libros o blogs. Digo que me acuerdo porque da la sensación de que o eres el próximo Elon Musk o Amancio Ortega o eres un mindundi. Que ganas

Leer más

¿Y qué vendo?

Quizás el problema más habitual que me encuentro a la hora de diseñar una Estrategia Personal es la de la definición de objetivos. Es decir, que no sabes lo que quieres. Y sin eso, es complicado poner en marcha nada de nada porque vas por la vida como pollo sin cabeza. Pero aquellos que han meditado sobre su futuro y empiezan a aclarar un poco, sólo un poco, su propósito,

Leer más

¿Por qué reduces tus opciones?

Leía este verano que el concepto de empleo es relativamente reciente. Que esto de buscar empresas para que te contraten y te paguen un salario es algo que tiene poco más de un siglo. Es un subproducto de la Revolución Industrial. La diferencia es que en lugar de ir a una mina a picar carbón, vamos dócilmente a nuestros cubículos y puestos en la fábrica. De hecho, todo el sistema educativo

Leer más

¿Dónde está la pasta?

Ya está. Ya he cumplido con mi tarea de verano y he escrito mi nuevo libro. Ya habrá tiempo para hablar de él porque ahora viene un proceso de varios meses de revisión, preparación, lanzamiento,… Pero una vez más, una de las mejores cosas que suceden al escribir un libro, es lo que aprendes por el camino. Y este, quizás es del que más he aprendido. Puedo adelantarte que lo que

Leer más

Me voy al lado oscuro de la luna

En el programa Apollo, cuando los astronautas iban a la Luna, la trayectoria de la nave hacía una especie de 8 rodeando la Tierra y la Luna. Eso significaba que durante algún tiempo estarían en el lado oscuro de nuestro satélite. En ese periodo en el que quedaban fuera del alcance de las comunicaciones de la Tierra, estarían aislados, a merced de sus decisiones y de su preparación. Durante los

Leer más

El “low cost” eras tú

Ya estamos en julio. Empezamos a desconectar. El viernes escribiré mi último post hasta septiembre. Así que lo último que quisiera es ponerme espesito o demasiado serio. Sin embargo, hay un asunto que me ronda desde hace años y que creo que tiene relación con la Marca Personal o, más bien, con la carencia de ella. Me refiero a la facilidad con que nos han vendido, desde hace años las

Leer más

El verano y el síndrome del teleprograma

Hace muchos, muchos años, en la época en la que sólo había dos canales de televisión en España (en muchos sitios sólo se podía ver uno de ellos) existía una revista mítica, el Teleprograma o el TP. Cada domingo, junto con el pan y el resto de la prensa, era obligado coger también el TP y revisarlo como si te fuese la vida en ello por si “echaban” algo interesante

Leer más